Félix Gallardo, a mediana seguridad; Juez Federal concedió el traslado al ex líder del Cártel de Guadalajara

Luego de varios años de lucha jurídica e intentos fallidos, y tras un breve paso por el paso por el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (Ceferepsi) de Morelos, el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo consiguió que se ordene su traslado de un penal de máxima seguridad a la Comisaría de Sentenciados del Estado de Jalisco, de mediana seguridad.

La resolución del incidente no especificado de traslado dictada por el Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en Puente Grande, dentro de la causa penal 82/85, fue notificada tanto a las autoridades penitenciarias estatales como al comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

El ex jefe del viejo Cártel de Guadalajara ganó su traslado a un régimen penitenciario menos severo debido a que por su senilidad y precario estado de salud ya no es considerado una persona con perfil de alta peligrosidad. Félix Gallardo, de 71 años de edad, tiene graves problemas de la vista y pérdida parcial de la capacidad auditiva.


También se le diagnosticó en el área médica de las prisiones donde estuvo, males como faringitis aguda, hernia hiatal, gastritis crónica, dolor y ardor durante la micción, estreñimiento crónico y trastorno ansioso depresivo.

El legendario narcotraficante cuenta actualmente con una condena de 40 años de prisión por diversos delitos federales, pero aún no recibe sentencia por los secuestros, homicidios e inhumación clandestina del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar y del piloto mexicano de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, Alfredo Zavala Avelar, hechos ocurridos en 1985.

Durante los últimos años, el capo que ha estado preso desde abril de 1989 en el Reclusorio Sur de laCiudad de México, el Cefereso 1 del “Altiplano” en Almoloya de Juárez, el Cefereso 2 “Occidente” y recientemente en el Ceferepsi por algunos padecimientos psiquiático-psicológicos, promovió el incidente para que se le concediera la medida cautelar de prisión domiciliaria o en su defecto fuese trasladado a un penal de mediana seguridad en Guadalajara.

Por su parte las autoridades carcelarias de Jalisco habían negado capacidad ocupacional y contar con las medidas médicas adecuadas para recibir y atender a Félix Gallardo en alguno de los penales de Puente Grande.

Finalmente, trascendió que el traslado fue consumado en las últimas horas, sin que por el momento lo confirme la Fiscalía de Reinserción Social del Estado de Jalisco.


0 comentarios:

Publicar un comentario