Indaga la PGR si su personal ocultó una libreta que incrimina a mandos policíacos con el líder de "Guerreros Unidos"

La Procuraduría General de la República investiga si personal de la dependencia incurrió en una omisión u ocultó a la Subprocuraduría de Derechos Humanos y al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) la libreta que se le aseguró al líder del grupo criminal de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado, "El Chino", la cual contiene números telefónicos de jefes policiacos y de narcotraficantes, revelaron funcionarios del Gobierno Federal.

El Chino, quien se presume es el autor intelectual del levantamiento y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fue detenido el 17 de octubre de 2014, durante un operativo de las fuerzas federales en la carretera México-Toluca.

Dos años después de su captura, en noviembre de 2016, la defensa de los padres afirmó, que a Sidronio, se le aseguró una libreta con los números telefónicos de jefes policiacos con quien supuestamente mantenía comunicación, entre ellos, el ex coordinador regional de la Policía Federal, Omar García Harfuch.

En la libreta también aparece el nombre de Gonzalo Martín Souza Neves, El Uruguayo, quien fue detenido en julio de 2014 en el estado de Puebla y que fue señalado como uno de los operadores de Guerreros Unidos.

Los funcionarios del Gobierno Federal dejaron claro que se ha comprobado que Harfuch, actual titular de la Agencia de Investigación Criminal, de la PGR, nunca tuvo comunicación con Casarrubias, y no estuvo comisionado en Guerrero, sino en Michoacán.

La investigación de la PGR, comentaron, está dirigida contra personal sustantivo, es decir, contra agentes del Ministerio Público Federal y elementos policiacos de la PGR; empero, no aclararon si la Policía Federal también lleva a cabo una investigación interna contra personal que participó en la detención.

La mencionada pesquisa, explicaron, están en manos de la Visitaduría General de la PGR, donde se integra una carpeta de investigación para determinar si existió omisión u ocultamiento del cuaderno.

Del cuaderno y su contenido no se supo durante dos años, aunque forma parte de la averiguación previa que integró la Seido, tras la detención de Sidronio.

El pasado 9 de febrero, en conferencia de prensa, la PGR dio a conocer que indagaba cómo fue que Sidronio Casarrubias obtuvo el número telefónico de Omar García Harfuch, después de que los padres de los 43 normalistas exigieron iniciar una investigación.

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los estudiantes, dijo que era preocupante que el nombre de Omar García apareciera en la libreta de contactos del criminal, a la que ni el GIEI, ni la propia Oficina del Caso Ayotzinapa de la PGR tuvieron acceso.

0 comentarios:

Publicar un comentario