"Los tiempos del último narco "generoso", "El Mayo" Zambada, ya se acabaron"; afirmo periodista ejecutado en Sinaloa

En México será muy difícil desterrar al narcotráfico "porque en este país nada se mueve sin que se enteren o sin que lo aprueben los narcos". Así se expresaba el último martes el periodista Javier Valdez (1967-2017) en una charla telefónica con Infobae para recoger sus opiniones sobre el tema de las madres del narco y la influencia que tienen sobre sus hijos.

Valdez fue asesinado este lunes cuando caminaba por la avenida Riva Palacio, en la colonia Jorge Almada, en Culiacán, Sinaloa, cuando unas personas a bordo de un vehículo rojo le dispararon hasta arrancarle la vida. El cuerpo del periodista quedó tendido a unos metros de las instalaciones de Río Doce, un medio local que fundó.

Con su asesinato continúa un clima de linchamiento en contra de la prensa mexicana, que sólo este último fin de semana tuvo siete periodistas retenidos en Guerrero y uno más que fue amenazado en Nayarit.

Antes de iniciar la charla con Infobae, que fue una de las últimas entrevistas que dio, advirtió: "Hay cosas de las que nada más puedo hablar generalidades porque ha habido amenazas y esas cosas, pero yo te ayudo con lo pueda".

Valdez habló con este medio de personajes como la madre de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, la matriarca del clan de los Arellano Félix, la del Cártel de Tijuana y de alguna de las mamás de los hijos de Guzmán Loera.

Pero también dio algunas opiniones sobre cómo el narco ha logrado infiltrarse en la vida del país, especialmente en Sinaloa, su estado natal, situación a la que dedicó la trama de sus distintos libros, como Miss narco (2009), Los morros del narco (2011), Con una granada en la boca: heridas de guerra del narcotráfico en México (2014) y Huérfanos del narco.

"En Sinaloa ya no gobierna nadie. Desde antes de los grandes cárteles, el narco ya era el poder porque a todos les convenía que así fuera y por eso estamos viendo que ahora la gente está creciendo sin valores, sin aspiraciones… Todavía nos faltan por ver muchas cosas, espérate a que se muera o atrapen al "Mayo" —Ismael Zambada, brazo derecho de "El Chapo" Guzmán en el Cártel de Sinaloa— y a algún otro viejo narco de la vieja guardia, y esto no sabes lo salvaje que se va a poner. Niños, mujeres… No va a haber respeto por nada ni por nadie", dijo en un tramo del diálogo con Infobae que había quedado fuera en la edición del reportaje publicado el último domingo.

"Va a ser un relevo muy violento", dijo sobre la llegada de una nueva generación de capos al poder en los distintos cárteles, principalmente el de Sinaloa.

Pero también afirmó que los nuevos capos ya no serán como sus padres, a quienes las comunidades los identificaban como generosos y arraigados a la comunidad y, por eso, los protegían.

Ahora "van a ser más despiadados y la gente no los va a querer, por eso vamos a ver más muertes y horrores", dijo.

"La violencia y la promoción del terror arrasaron los valores tradicionales dentro del narco, y éste está superándose por mucho de aquél que era generoso, tradicional, cercano a la gente. Ahí tienes lo que está pasando en muchos lugares, donde la gente ya es esclava de los narcos porque tienen tomados pueblos enteros", expresó.

Fue insistente al señalar que los tiempos del último narco "generoso", "El Mayo" Zambada, ya se habían acabado para dar paso a una nueva época en la que ya no habrá respeto por nada ni por nadie.

0 comentarios:

Publicar un comentario