Loading...

REFUTAN "NOVELA OFICIAL" de la CAPTURA de "DAMASO" el LICENCIADO.

Loading...
El lunes 1 de mayo, festivo, comenzó a filtrarse información de un enfrentamiento en San José del Cabo entre marinos y criminales. Se suponía que era un cateo. Como no se armó bien el tema, del cateo, el boletín oficial habla, como siempre, de que iban pasando y fueron atacados y tuvieron que repeler la agresión para salvaguardar a la población…

Lo que ninguno les cree.

Hubo siete muertos. Uno de ellos un elemento de la Marina-Armada.

Y habrían detenido a Dámaso López.

Incluso había información de dos policías, uno estatal y uno municipal, que eran parte de la escolta del jefe criminal que “heredó” el control del Cartel del Chapo.

Apodado el licenciado, López no es un criminal tonto. 

Habría sido una gran captura, que de alguna manera explicase los siete muertos, cinco hombres y dos mujeres, de los que obviamente no se dio a conocer sus nombres. Total son bajas colaterales.

Como en esto no hay coincidencias, inexplicablemente al día siguiente fue detenido Dámaso López en un departamento de la colonia Polanco, en la Ciudad de México. Con un operativo realizado por militares y policías ministeriales, donde ni siquiera sacaron las pistolas de sus fundas… Es más, ni se detuvo al tránsito de la zona.

Este señor, nos dijeron de inmediato, estaba solo. Y solamente había en su departamento una bolsita de anfetaminas, supuestas, y cuatro celulares.

Ni un peso ni un dólar ni armas largas ni cocaína ni nada de nada… ¿Pensaría vender los celulares para comer?

Asombroso. Hasta en una casa normal hay dinero para pagar el gas.

A continuación se detuvo a sus cómplices, uno de ellos en un departamento de Santa Fe. También sin disparar un solo tiro.

Insisto asombroso.

¿Serán magos los militares? Porque los marinos tienen que utilizar helicópteros, armas pesadas, y poner los muertos.

Al término de la “conferencia de prensa”, que duró cuatro minutos, para informar a la sociedad de estos hechos, comenzaron todos los rumores y la incredulidad.

¿Otra entrega pactada? ¿Qué tenía que entregar Dámaso a cambio? ¿Lo detuvieron en Baja California Sur y lo trajeron a la Ciudad de México por razones político-electorales?

Lo cierto es que los marinos pusieron un muerto. Y se dieron de balazos. Con un saldo de otros 7 muertos. ¿De parte de quién, qué había detrás, qué está sucediendo?

La cara de palo, para llamarla de alguna manera del jefe militar que estaba parado junto a Javier García Harfuch era de pena ajena. Un tinglado que avergonzaría a su padre, Javier García Paniagua si viviese.

Con estas detenciones, con estos muertos, queda demostrado que la política de seguridad que envía a los marinos a darse de balazos está equivocada. 

Y deja un saldo de víctimas colaterales a lamentar, que pueden convertirse en un gran dolor de cabeza en el futuro. Mientras los policías, apoyados por militares, no tienen sino que llegar y tocar la puerta para capturar a los criminales más buscados…

Algo no está bien.

Sobre todo algo, mucho, no es verdad…
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario