Loading...

"El Chapo" un "psicópata, narcisista y maquiavélico": Estudio de la PGR

Loading...
El narcotraficante Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias "El Chapo", es "psicópata, narcisista y maquiavélico", además de que tiene una "estructura de personalidad antisocial con marcados rasgos egocéntricos y narcisistas", y es: "astuto, perseverante, tenaz, meticuloso, selectivo, manipulador, hermético y cautivador".

Así consta en el expediente 0451/AJ/95 del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 1, "El Altiplano" -ubicado en Almoloya de Juárez, en el Estado de México-, realizado por peritos de la Procuraduría General de la República (PGR), documento citado por la cadena Univisión, en el que se incluye un estudio clínico criminológico del capo sinaloense.

"El Chapo" Guzmán Loera es "maquiavélico" por su "modo de adquirir y mantener poder a través de la manipulación, con metas y medios claramente definidos y sobresalientes habilidades de planeación, organización y negociación, con el eje siempre puesto en el propio interés", señala el reporte del medio.


El término deriva de la obra 'El Príncipe' de Nicolás Maquiavelo, y describe a una persona con gran capacidad de raciocinio y habilidad para manipular el entorno.

"Una característica común de las personalidades narcisistas y psicópatas es el trato del otro como objeto o instrumento para la propia satisfacción. Tanto la personalidad psicópata como la narcisista refuerzan el ego mediante la generación de sentimientos de dependencia y lealtad, creando un entorno de complicidad y sacrificio que le beneficia", dice el perfil psicológico de "El Chapo".

"Incluso la agresividad (activa o pasiva) parecería estar mediada por esa misma conveniencia, presentándose más como un medio hacia un fin que como un acto de impulsividad [usando] actos de venganza para lograr un rédito, usando la violencia como un método de convencimiento para ser percibido como alguien que cumple sus compromisos, ser reconocido como un líder, generando así vínculos de confianza que le garantizarían el éxito de sus empresas".

"Se estima que el verdadero psicópata no es el solo el que ejerce la violencia hacia el otro de modo abierto y evidente, sino aquel que, para lograr sus metas, usa el juego más sutil de la manipulación, las amenazas y promesas, jugando con las expectativas de los demás, para obtener el consentimiento de los otros a hacer lo que él quiere".

El perfil psicológico del capo sinaloense indica que sus personalidades "comparten características clínicas y se complementan: todas presentan un marcado egocentrismo, una necesidad de superioridad y una ambición desmedida de poder."

"El narcisismo es una tendencia a la grandiosidad y la auto-indulgencia [...] El psicópata no duda y la falta de remordimiento es también un signo clave. Ambos, el narcisista y el psicópata, con su ego superlativo, sus ambiciones y metas claras -casi obsesivas- hacen que se tenga una gran tolerancia a la frustración, con una gran capacidad de análisis y de recuperación, transformando sus debilidades en fortalezas, rasgos que se le han atribuido al Chapo.".
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario