Emite CNDH recomendación a la Semar por tortura y violencia sexual en San Luis Potosí

Por la detención arbitraria de un hombre y una mujer en San Luis Potosí, quienes presuntamente fueron víctimas de tortura y violencia sexual, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina.

Sin Embargo publicó que de acuerdo a la CNDH, elementos de la Marina en lugar de poner a disposición de la autoridad ministerial al hombre y la mujer, los retuvieron por 11 horas y 40 minutos, tiempo en el que fueron agredidos.

La Recomendación 20/2017 se efectuó a raíz de dos escritos de queja interpuestos ante la CNDH por la defensora pública federal, el pasado 13 de mayo de 2013, a nombre de los dos afectados, quienes señalan las presuntas agresiones que recibieron por los elementos navales aprehensores.


La primera agresión: “el 9 de mayo de 2013 [el agraviado] fue detenido por elementos navales, quienes lo llevaron a instalaciones de la SEMAR, donde lo golpearon y dieron descargas eléctricas”.

La CNDH dio seguimiento a este primer caso y entrevistó al afectado; el hombre narró que una vez prisionero “fue desnudado y mientras era interrogado le daban descargas eléctricas en las costillas, los testículos y el labio inferior de la boca, así como que le dieron pisotones en la cabeza”.

La segunda agresión: “el 10 de mayo de 2013 [la afectada narró que] fue detenida por personal naval cuando se encontraba en su casa. […] Al ingresar los elementos camuflajeados [de la Marina], uno de ellos la comenzó a golpear en la cabeza con el puño y después fue trasladada a las instalaciones de la Semar. […] Ahí le bajaron los pantalones y la ropa interior para darle descargas eléctricas en diversas partes del cuerpo como en los genitales, ombligo, entrepierna, pies, boca; […] también fue golpeada con el puño en el estómago”.

Tras su presunta detención arbitraria, ambos fueron llevado a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR) en la Ciudad de México y luego puestos a disposición del Ministerio Público Federal (MPF) el 10 de mayo de 2013, por los elementos navales que los detuvieron.

Luego de estas declaraciones que yacen en el expediente CNDH/2/2013/4046/Q, la CNDH concluyó que “el actuar de los elementos navales se transgredieron los derechos a la libertad, integridad y seguridad personal y a la seguridad jurídica de ambos agraviados, por la detención arbitraria, retención ilegal, actos de tortura y violencia sexual”.

Por lo tanto, la Semar tendrá que “reparar el daño a los agraviados conforme a la Ley General de Víctimas, que incluya atención médica y psicológica; colaborar en la presentación y seguimiento de la denuncia de hechos que se formule ante la Procuraduría General de la República, para que se investigue y determine conforme a derecho la responsabilidad de los efectivos de la SEMAR que participaron en los hechos”.

Además deberá “colaborar en el trámite de la queja que se promueva ante la instancia competente de esa Secretaría, contra los elementos navales involucrados; se deberán impartir cursos de capacitación en materia de derechos humanos con perspectiva y equidad de género a los servidores públicos de la Semar, enfocados a la prevención y erradicación de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, elaborar o, en su caso, actualizar un protocolo para que los servidores públicos de la Secretaría de la Marina empleen, en todos sus operativos, cámaras fotográficas, de videograbación y grabación de audio; e inscribir a los agraviados en el Registro Nacional de Víctimas”.

0 comentarios:

Publicar un comentario