POR INDAGAR ENCUBIERTAMENTE EJECUCIONES DE SUS COMPAÑEROS POLICIAS LO EJECUTAN GATILLEROS Y LO HACEN PARTE DE LA INDAGATORIA

El agente adscrito a la Dirección General de Investigaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), fue asesinado por las investigaciones que hacía sobre casos relacionados con el narcotráfico, reveló hoy el vocero del gobierno de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua.

El elemento de Fuerza Civil que hacía trabajo encubierto, fue acribillado este jueves por la mañana cuando salía de su domicilio, en la calle Esquisto y Ágata, en la colonia San Bernabé, de esta capital, por un hombre que se transportaba solo en una motocicleta.

De acuerdo con las primeras investigaciones, Pérez Muñoz, de 28 años, alcanzó a desenfundar su arma de cargo y repelió la agresión, aunque pereció en el lugar, informó el portavoz del área de seguridad de la entidad.


Fasci Zuazua dijo que hay abiertas dos líneas de investigación sobre el crimen, una de las cuales se relaciona con el motín que ocurrió en el Penal de Cadereyta, los pasados 27 y 28 de marzo, con el saldo de cuatro internos muertos.

El agente caído indagaba a las mujeres que pretendieron introducir droga al reclusorio y que fueron descubiertas, situación que generó la revuelta interna que tuvo el saldo trágico.

En respuesta a estos arrestos, que afectaron el tráfico de droga hacia la cárcel de Cadereyta, han sido asesinados en los últimos días varios celadores, cuyas muertes podrían estar relacionadas, también con el crimen del policía estatal.

Otra de las sospechas, según el vocero de la SSPE, es que la nueva víctima fue ejecutada por la aprehensión que hizo la policía estatal Fuerza Civil a uno de los homicidas de los dos policías del municipio de San Pedro, comandante César Daniel Camacho Rodríguez y su escolta Orlando Robledo Castillo, quienes fueron ejecutados el pasado 19 de mayo en una gasolinera de esa localidad.

El otro apresado, identificado como Luis Lauro, y relacionado con el Cártel de los Beltrán Leyva, fue aprehendido por autoridades Federales, según dijo Aldo Fasci.

El agente integraba el grupo de inteligencia de la SSPE que hacía trabajos encubiertos y secretos que luego reportaba al Ministerio Público, pues la ley lo faculta para hacer esas indagatorias.

Fasci consideró urgente encontrar a los homicidas de Pérez Muñoz, quien tenía cinco años en la corporación, pues dijo que si los agentes siguen cayendo impunemente, Nuevo León retrocedería a la época más aciaga de la entidad, cuando ocurrían ejecuciones a diario.

Aseguró que el gobierno estatal, como ocurre en estos casos, correrá con los gastos funerarios y auxiliará a la viuda y a los hijos del agente victimado.

0 comentarios:

Publicar un comentario