Sangrienta cacería de policías deja cinco uniformados ejecutados en GUERRERO "ROJO"

Un grupo armado disparó a policías municipales de Cualác, mientras que en Chilpancingo dos elementos policiacos fueron asesinados a balazos.En dos hechos distintos, este jueves en Guerrero fueron asesinados cinco policías, tres municipales, un estatal y un ministerial.

Alrededor de las 10 de la mañana, en el municipio de Cualac, en la región de la Montaña, un grupo armado emboscó a policías municipales de ese lugar. Del ataque murieron tres agentes y otros tres resultaron heridos.

De acuerdo a los reportes policiacos, los policías municipales de Cualac, fueron emboscados por un grupo de individuos como a las 09:30 horas de este día, en el crucero de la comunidad de Coatlaco.

Los elementos fueron a retirar cuatro millones de pesos, de la sucursal de Bansefi, para pagar a beneficiarios del programa federal PROSPERA, cantidad de dinero que se llevaron los probables delincuentes.

En el ataque armado murieron tres elementos de la policía municipal de Cualac, y tres resultaron heridos, entre ellos una mujer empleada de la sucursal Bansefi.

Los agentes pidieron ayuda y al lugar llegaron policías estatales y militares además de sus compañeros.

Las personas lesionadas fueron trasladadas al hospital regional de Tlapa.

Por la tarde, alrededor de las 14:00, en la colonia Gobernadores al oriente de Chilpancingo, hombres armados interceptaron una camioneta y les dispararon. Los que iban a bordo era un policía ministerial y un estatal, ambos discapacitados.

En el ataque uno de los agentes murió dentro del auto y el otro a unos metros porque intentó correr, sin embargo fue alcanzado a tiros.

Desde los últimos días las distintas policías de Guerrero han estado en el ojo del huracán. A inicio de mayo en un operativo policiaco-militar, fueron detenidos 60 agentes de la Policía de Zihuatanejo. Con el paso de los días fueron liberados 40 agentes y a los 20 restantes un juez federal los vinculó a proceso por los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de uso exclusivo del Ejército.

Apenas ayer el gobernador, Héctor Astudillo Flores, despidió a 176 policías estatales por haber protestado para que les respeten sus días de descanso.

0 comentarios:

Publicar un comentario