"Tony Tormenta" la batalla previa a su Muerte ", "Se rifó la gente de Tony"

El operativo era impresionante. La Marina había localizado una casa de seguridad en Matamoros donde presuntamente se encontraba Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, "Tony Tormenta". Uno de los líderes principales del Cartel del Golfo, y decidió dar luz verde a la misión que se llevó a cabo el 17 de septiembre del 2010.

La casa estaba ubicada en un fraccionamiento que, por estar situado al márgen de un caprichoso recodo del Río Bravo, sólo tenía dos accesos, lo que representaba una oportunidad inmejorable para la Marina de llevar a cabo la detención.

Un helicóptero Mi17 con un francotirador dio soporte aéreo a los marinos en tierra.

La operación fue repelida y el combate en el fraccionamiento Del Río se extendió por 4 horas. Al lugar llegaron refuerzos del cártel para tratar de romper el sitio. Los primeros reportes publicados por el "Brownsville Herald" citan a testigos del enfrentamiento asegurando que entre los refuerzos estaba Samuel Flores Borrego, "M3", supuesto jefe de plaza en Reynosa quien llegó al lugar con su estaca para tratar de rescatar al capo.

El primer anillo de seguridad de Cárdenas Guillen logró romper a sangre y fuego el perímetro de la Marina y pudo sacar a su jefe del lugar.

El enfrentamiento fue duro. Testigos aseguraron al Brownsville Herald que vieron "docenas de cuerpos de sicarios y militares" que quedaron tirados en el lugar, versión que contrasta con el parte oficial donde sólo se reportan 3 muertos y 9 heridos.

En el sitio quedaron abandonadas varias camionetas, incluyendo dos blindadas que supuestamente habrían pertenecido al capo. Se encontraron también gorras con las insignias "T.T C.D.G" (Tony Tormenta Cartel del Golfo)

En el operativo, la Marina estuvo muy cerca de dar el golpe más duro en varios años a esta organización. Y esa era la segunda vez en un mes que acechaban tan cerca a Tony Tormenta. No cabe duda que le siguen muy de cerca sus pasos.

La fiereza del anillo de seguridad más íntimo del capo
Las estacas, en el léxico de los cárteles tamaulipecos, significa el primer anillo de seguridad personal de los mandos en la organización y los de mayor jerarquía suelen tener a los gatilleros mejor entrenados y con mejor arsenal dentro de la estructura. Las estacas de mandos como Tony Tormenta son capaces de hacer frente a operativos como el que dispuso la Marina en Matamoros.

Las reacciones al operativo no se hicieron esperar y bien vale la pena revisar "La Vida Mafiosa" uno de los foros de discusión más recurridos sobre el tema del narcotráfico, donde entre los foristas escriben tanto conocedores del tema, como gente que asegura trabajar o haber trabajado en el ambiente.

"Se rifó la gente de Tony," decía uno de los foristas al conocerse los detalles del operativo. Otro enfatizaba que "para herir a tantos marinos, créanme que no cualquier tlacuache con fusil lo logra."

Ahí mismo, los foristas mencionaron que ha trascendido que quien entrenó a la gente de Tony Tormenta es un mercenario estadounidense que fue miembro de la fuerza de élite de los Navy Seals y veterano de la guerra de Vietnam que, aseguran, también habría entrenado la seguridad personal de los capos de Sinaloa.

Ese es el nivel de adiestramiento que tienen los anillos de seguridad más íntimos de los capos, capaces de hacer frente a las fuerzas armadas de élite nacionales.

Por ejemplo, la Marina se ha ganado el reconocimiento hasta de sus propios rivales por el nivel de destreza y precisión en sus combates. Han sido descritos como tiradores fríos y certeros, que usualmente salen airosos en los combates. Pero ha habido momentos como el de Matamoros en que encuentran resistencia bien capacitada.

Se aprieta el cerco federal
Desde aquel 17 de Septiembre, el Cartel del Golfo parece estar en la mira de las fuerzas federales. Además de los operativos de alto nivel en Matamoros, el acecho se ha trasladado también a Reynosa, donde se registran intensos patrullajes y operaciones coordinadas entre Ejército, Marina y Policía Federal, por tierra y por aire. En el cielo, la Marina ha sacado lo más reluciente de su arsenal con helicópteros artillados de tecnología avanzada, como el AS565 Panther, que sobrevuelan a baja altura la ciudad.

La actividad se disparó en ambas ciudades donde fueron vistos inquietos convoys de las tres fuerzas federales, además de caravanas con civiles armados rondando alertas en la ciudad.

Comenzó también una ola de cateos realizados en Reynosa por las fuerzas federales, por lo que parece claro que han recabado información de inteligencia privilegiada para atacar puntos específicos en los que se han realizado detenciones.

El pasado 29 de Septiembre por la mañana, la Marina presentó a 30 presuntos miembros del Cártel del Golfo detenidos en cateos en Reynosa y Matamoros. Se les decomisó también un importante arsenal bélico que incluía dos lanzacohetes y un proyectil con el que se puede destruir un tanque de guerra, un fusil Barrett .50 con alcance de 2 kilómetros y 43 armas largas o de asalto, entre ellas fusiles AR-15 y AK-47. Se les decomisaron también insignias con el logotipo del CDG (Cartel del Golfo).

Y unas horas después, al mediodía, un usuario en Twitter reportaba otro cateo y detenciones en la colonia López Portillo de Reynosa. La ciudad estaba bien alerta al movimiento pues los helicópteros de la Marina estuvieron sobrevolando la ciudad. Sobre distintos sectores ese día fueron vistos un AS565 Panther y un Mi-17 haciendo patrullajes a baja altura.

Alrededor de las 12:40, reportó el usuario en Twitter, un helicóptero aterrizó en una primaria aledaña al lugar y en un operativo coordinado entre Policía Federal y Marina, fue "reventada" una casa de seguridad de donde fueron sacadas alrededor de 40 personas que, según relataron los vecinos, tendrían 10 días de estar ahí.

Desde entonces, la actividad de las Fuerzas Federales se ha relajado ligeramente, ya no está con la intensidad de los días de los cateos, pero los patrullajes y la inquietud continúan en Reynosa.

Al momento de redactar este artículo a las 5:30 pm del día 1 de octubre se registraba otro enfrentamiento y fuerte presencia militar en la ciudad de Nuevo Progreso, Tamaulipas, a medio camino entre Reynosa y Matamoros.

Se reportó el sobrevuelo de varios helicópteros de la Marina sobre la ciudad y se rumora que hay un personaje importante de la criminalidad que se encuentra cercado. Reportes de testigos afirman que los Marinos de México perseguían a un presunto delicuente que corrió rumbo al puente internacional, pasó al lado americano, donde agentes de migración estadounidenses le habrían marcado el alto a los militares mexicanos.

Aunque no se ha actualizado la información, parece claro que desde aquel día en que la Marina estuvo a punto de capturar a Tony Tormenta, el cerco sobre el Cartel del Golfo se ha ido cerrando. A juzgar por los acontecimientos recientes, no sería raro que en los próximos días se diera una detención importante.

0 comentarios:

Publicar un comentario