Un agente fronterizo traficó 'droga de un cartel' por $10,000 ...pero cayó una trampa del FBI

Noe López, quien trabajó para la Patrulla Fronteriza en California durante una década, se declaró culpable por intentar contrabandear metanfetamina y cocaína a EEUU, que era parte de un operativo para arrestar oficiales corruptos.

LOS ÁNGELES, California.- Todo empezó con un mensaje de texto en el que Noe López, un agente de la Patrulla Fronteriza, alardeó sobre lo fácil que sería para él traficar droga a Estados Unidos por un jugoso pago. Pero su interlocutor lo denunció a las autoridades y pronto se montó un operativo para arrestarlo.

Según documentos judiciales, López se encontró en octubre pasado con el supuesto operador de un cartel de la droga en México y le dio un recorrido por la valla fronteriza para mostrarle los lugares donde podían dejarle los cargamentos de droga, que él después transportaría a San Diego, California.

El falso narcotraficante, a quien conoció en una fiesta, ya había aceptado ser colaborador de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que encabeza los esfuerzos para combatir la corrupción en la frontera.

Así, el agente López, quien trabajó durante 10 años para la Patrulla Fronteriza y servía en la estación Imperial Beach, recogió mientras estaba en servicio mochilas que él creía contenían tres kilos de metanfetamina y siete kilos de cocaína, y las llevó en su vehículo personal a los sitios que le indicaron en San Diego a principios de diciembre. Por esto, el uniformado recibió 10,000 dólares en efectivo.

En uno de los operativos, un oficial encubierto acordó reunirse con López en un estacionamiento en la ciudad de Chula Vista, en el norte de San Diego, donde recibió una mochila con los falsos tres kilos de metanfetamina. Esto ocurrió tras concluir el turno del agente fronterizo.

El esquema se repitió después, pero con una mochila que pretendía ocultar siete kilos de cocaína. Primero le pagaron 3,000 dólares en efectivo al agente, y luego 7,000 dólares, según la acusación.

Poco después de que se ejecutó el fingido contrabando, López fue arrestado.

Este jueves, ante un tribunal federal, López se declaró culpable por intento de tráfico de cocaína y metanfetamina. Ahora se enfrenta a una pena mínima de 10 años en prisión por cada uno de los dos cargos y una máxima de cadena perpetua. Un juez lo sentenciará el 8 de septiembre.

“Es audaz para un agente de la Patrulla Fronteriza transportar lo que cree es metanfetamina y cocaína en su vehículo oficial, en nombre de los narcotraficantes”, expresó la fiscal federal Alana W. Robinson.

“Aunque hay un número relativamente pequeño de ellos, los agentes corruptos de la Patrulla Fronteriza son una amenaza para la seguridad nacional y por eso son una prioridad muy alta para la fiscalía”, dijo.

Eric S. Birnbaum, agente especial del FBI, señaló que el caso de López “golpea en el corazón del gobiernoy erosiona la confianza del público”.

La campaña mediática del FBI contra la corrupción en la frontera se lanzó después de que una investigación periodística que encontró que durante una década unos 200 empleados de agencias de gobierno, entre estas la Patrulla Fronteriza, han recibido 15 millones de dólares en sobornos de carteles de la droga mexicanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario