Loading...

60 sicarios de el Cártel se encargan de vigilar y adiestrar a las personas retenidas por la fuerza

Loading...
Jalisco.- Las pesquisas por la desaparición de seis hombres condujeron a la Fiscalía de Jalisco a dos predios en el municipio de Tala, donde el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) retenía, adiestraba y reclutaba por la fuerza a nuevos integrantes; durante los operativos que iniciaron el martes pasado se logró liberar a tres de los desaparecidos, se localizaron restos humanos y se detuvo a un implicado.

El fiscal del estado, Eduardo Almaguer Ramírez, indicó que aún se busca a otras 37 personas que, según los rescatados, siguen retenidas por el cártel, por lo que seguirán los operativos en los municipios de Tala y Ameca.

Entre el 6 y el 13 de junio, la fiscalía recibió denuncias por la desaparición de seis personas, en todos los casos las víctimas habían ido a Tala para recibir capacitación e integrarse a una empresa de seguridad privada.


Durante la investigación los elementos de la Policía Cibernética lograron encontrar los perfiles de Facebook de dos hombres y dos mujeres que ofrecían empleos de guaruras, vigilantes, encuestadores y hasta policías municipales de Tala. En los anuncios se colocaba un teléfono de contacto y se ofrecía capacitación y paga durante ésta. Ya en junio se habían encontrado en este municipio indicios de otro campamento de adiestramiento del cártel y se detuvo a una persona.

El fiscal indicó que 50 o 60 presuntos sicarios se encargan de vigilar y adiestrar a las 37 personas que siguen retenidas. Señaló que uno de los tres liberados logró escapar del campamento y encontró a personal de la fiscalía desplegado en Tala y así fue como el martes pasado se realizó un operativo en la delegación de Navajas, a unos 40 kilómetros de Guadalajara.

A la salida del poblado, hacia el oeste, se logró localizar una finca donde se alimentaba a los retenidos y se arrestó a un hombre que se ocupaba de llevar la comida, además se liberó a otras dos de las personas reportadas como desaparecidas. Más adelante, ya en campo abierto, se localizó el campamento camuflado con ramas donde se adiestraba a los cautivos en el disparo de armas, técnicas de ataque y defensa personal; ahí se encontraron restos humanos en una fosa poco profunda, rifles para practicar gotcha, cartuchos y otros aditamentos.

Según Almaguer Ramírez, los hombres rescatados indicaron que escucharon que las personas asesinadas habían intentado escapar. También dijo que hay sospecha de que la policía de Tala esté involucrada en estos hechos, pues consideró que la cantidad de cosas que se emplean para alimentar y trasladar a un centenar de personas no pasan inadvertidas; además, afirmó que en reiteradas ocasiones este municipio se ha visto envuelto en problemas de inseguridad.

Datos de la Fiscalía de Jalisco indican que desde 2013 en la región Valles, a la que pertenece Tala, se han reportado más de 200 personas desaparecidas y más de un centenar sigue sin ser localizado. El fiscal aseguró que las 37 personas a las que aún buscan en la región son gente que pretendía un empleo formal y fue engañada y obligada por el grupo delictivo.

Recordó que no es la primera vez que este cártel emplea el engaño para reclutar, pues en 2016 hizo algo similar repartiendo volantes en los municipios de Tlaquepaque y Puerto Vallarta; en esa ocasión fue detenida una mujer estadounidense.

Finalmente, el funcionario indicó que el operativo en esta zona del estado continúa y esperan dar con el paradero del resto de los cautivos en las próximas horas.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario