Loading...

Comando rafaguea casa y "levanta" a familia en Acatzingo

Loading...
Un campesino junto con sus tres hijos se encuentran desaparecidos desde la madrugada del pasado martes cuando un comando armado abrió fuego contra su vivienda en la localidad de San Sebastián Villanueva para después, con lujo de violencia, llevárselos en varias camionetas sin que hasta el momento se tengan datos de su paradero.

Preocupados por lo ocurrido, vecinos de esta localidad del municipio de Acatzingo emprendieron una campaña para recabar información que les permita dar con su pardero, pues aseguran que no tienen más familia y que son gente humilde que trabaja las nopaleras, y no en el robo de combustible como la mayoría de la población en la zona del Triángulo Rojo.

Comando dispara en al menos 80 ocasiones

En entrevista para e-consulta, uno de los vecinos narró que los hechos ocurrieron el pasado martes, aproximadamente a las 4 de la madrugada cuando escucharon varios gritos y después, disparos de armas de grueso calibre en la Calle Yucatán de San Sebastián Villanueva.


"Nadie se atrevió a salir. Ya cuando amaneció fuimos a ver qué había pasado y encontramos la casa toda balaceada, en el camino contamos como unos 80 casquillos", detalló.

De inmediato buscaron a don Narciso Sandoval Morales, de 47 años de edad, quien desde hace años vive en esa casa sin su esposa, quien tras divorciarse se fue como indocumentada a los Estados Unidos.

Los hijos del matrimonio, quienes vivían con Narciso, también fueron levantados. Se trata de Eduardo, de 14 años de edad; Gustavo de 17; y Jacinto de 19 años.

Los jóvenes al igual que su padre se dedicaban a la cosecha de tunas en las nopaleras de la región, además se alquilaban para limpiar y preparar los terrenos de otras personas, pues ellos no tienen tierras.

Ninguna autoridad ha visitado la casa

Los hechos violentos que casi diario se registran por el robo de combustible no les ha permitido presentar una denuncia formal por los hechos, pero señalaron que la inseguridad es tal que ni una patrulla se ha acercado a la vivienda tras estos hechos.


Es una calle que está muy cerca de la entrada a la comunidad. No sabemos hacia dónde se los llevaron, se ven los rastros de las camionetas pero nada más. Los casquillos siguen tirados pero nadie los ha recogido", relató el vecino.

Señalaron que desde su desaparición siguen con la esperanza de hallarlos con vida, por lo que han salido a repartir volantes con sus conocidos y las copias con los rostros de las víctimas ya tapizaron varios municipios del Triángulo Rojo.

Hemos salido a dejar los volantes en Tepeaca, Tecamachalco, Acatzingo, en todas las zonas cercanas esperando que alguien los haya visto o sepa que les pasó".

Los vecinos no creen que puedan haber sido secuestrados dado su nivel socioeconómico, por lo que pidieron a las autoridades que investiguen el caso para no solo dar con los responsables, sino para ubicar a Narciso y sus hijos.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario