Loading...

Creyerón que era sobrina de "El H" y el CJNG la decapita en Veracruz

Loading...
XALAPA, Ver.- Lourdes Patricia Herrera Martínez, estudiante de Gestión Empresarial de la Universidad Veracruzana (UV), de 24 años, fue privada de la vida y decapitada. Sus victimarios dejaron su cabeza en medio de la carretera Cosoleacaque-Jaltipan, aunque el resto de su cuerpo no ha sido localizado.

Tras este crimen también surgieron amenazas a integrantes de una célula criminal y a fuerzas policiacas que colaboran con ellos, en hechos en que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha mantenido un total hermetismo.

Familiares de la joven universitaria asesinada confirmaron la noticia a Apro e insistieron en que Lourdes Patricia no andaba en malos pasos, y que según testimonios de sus amigas fue confundida con la sobrina de Hernán Martínez Zavaleta, El Comandante H.

Apenas ayer los mismos familiares se habían quejado del escaso apoyo que les había dado el gobierno de Miguel Ángel Yunes y de la lentitud de la Fiscalía Regional para reaccionar ante este “levantón” y posterior asesinato.

La joven Herrera Martínez salió de su casa en Minatitlán la noche del viernes pasado y, junto con cuatro amigas se dirigió hacia el bar La Tecolota.

Luego, alrededor de las 21:00 horas, un grupo de sujetos descendió de un Versa blanco con vidrios polarizados, e inmediatamente se dirigieron –relataron las amigas– a Patricia Herrera, a quien le dijeron “tú eres sobrina de El H”.

Con cara de asombro, Patricia Herrera no supo qué decir y fue llevada con rumbo desconocido por los supuestos secuestradores.

Familiares también habían comentado con medios de comunicación que, vía telefónica, integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) exigieron un millón de pesos para devolver sana y salva a la universitaria.

Desde redes sociales, familiares de la joven habían comenzado una campaña de presión a las autoridades veracruzanas con la leyenda “Devuélvanme a mi hija”, una fotografía de la joven y a etiquetar a autoridades –entre ellas al gobernador– y a medios de comunicación.

Y hace unas horas la cabeza de la joven fue dejada sobre el acotamiento de la carretera Cosoleacaque-Jáltipan.

El mensaje en una cartulina naranja advertía: “Ciudadanía que ya estamos aquí, así como quedó la cabeza del cochino y esta perra (sic) van a quedar los demás perros mencionados. Fuerza Civil y Policías van a mamar (sic) no Andamos jugando Pablo Herrera esto les pasa por voltearse, siguen tus hijos y todos los perros que nos estorban”.

El sábado pasado en entrevista con Apro, el padre de la joven dijo llamarse Enrique Herrera Guillén, de profesión abogado, mientras la cartulina aludía a un Pablo Herrera, otro factor que pudo haber abonado en la confusión, explicaron familiares de la víctima.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario