Loading...

"El Mayel" el mafioso capturado por tropas de élite del ejercito ebrio, desnudo y con colombiana en la cama

Loading...
Había tenido la habilidad para escapar y escabullirse, pero esa vez la suerte abandonó a Ismael Higuera Guerrero, “El Mayel” y fue capturado por el Ejército y elementos de la AFI en un operativo denominado “Trueno”, puesto en marcha en Mexicali, Baja California.

En marzo del año 2000, días después de que fuera detenido Ismael Higuera operador del cártel de Tijuana y jefe de la organización en la ciudad de Mexicali, el periodista Jesús Blancornelas, quien se caracterizó por diseccionar esta organización criminal-, escribió: “No recuerdo otro mafioso detenido ebrio, desnudo y con una colombiana en la cama”.

Se refería a que El Mayel, como apodaban a Ismael, fue sorprendido por tropas de élite del Ejército cuando estaba en pleno festejo en su lujosa mansión con vista al mar localizada en el kilómetro 103 de la carretera que va de Tijuana a Ensenada.


La pista que llevó a su detención la ubicaron desde la ciudad de México, cuando procedentes de Bogotá arribaron un par de hermosas mujeres colombianas cuyo destino era Tijuana. No traían los papeles en regla pero declararon tener sus ahorros para venir a vacacionar. Se les permitió el ingreso, se les siguió en forma discreta y fueron ellas las que llevaron a las autoridades hasta la finca de los Higuera.

Al Mayel se le imputaban más de un centenar de homicidios, fue durante mucho tiempo el gatillero de Benjamín Arellano, preso en La Palma, y por su “eficacia” se le hizo jefe del cártel en la capital del estado por donde pasaban los cargamentos de cocaína hacia el sur de Arizona.

Su relevo natural tras ser detenido, fue su hermano Gilberto El Gilillo, quien trabajó para los Arellano un tiempo y pasó luego a formar parte del cártel de Sinaloa cuando pactó el uso del corredor que pasa por Mexicali con la organización de Ismael El Mayo Zamabada. Operó en esta ciudad varios meses hasta que fue detenido en agosto de 2004, en ese entonces la DEA ofrecía una recompensa de 2 millones de dólares por su captura.

UNA LISTA DE COMPLICIDADES

Junto con Ismael Higuera Guerrero (a) El Mayel fueron detenidas siete personas mas, luego de enfrentarse a tiros con el Ejercito.

A Higuera se le encontraron identificaciones falsas; dos credenciales del IFE, una de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California que lo acreditaba como agente de la Policía Ministerial y otra de la Procuraduría General de la República.

Esta última lo acreditaba como primer subcomandante de la Policía Judicial Federal adscrito a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Salud; las cuatro identificaciones bajo el nombre de Rodrigo Sánchez Ellis.

A otro de sus cómplices Mario Alberto Russel Gamez (a) “Raúl Mario Figueroa Vázquez” se le localizaron dos credenciales que lo ostentaban como agente ministerial de la Procuraduría General de Justicia del estado de Baja California, otra más de la Procuraduría General de la República como agente de la Policía Judicial Federal “C”, adscrito a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Salud, así como una credencial del Instituto Federal Electoral, bajo el mismo nombre; documentos todos ellos apócrifos.

En la averiguación previa, se determinó que resultaban falsas.

En este operativo hubo mas detenidos entonces además de Higuera Guerrero; de Salvador Escobar Gallardo, Alberto Mendoza Sauceda, Mario Alberto Russel Gámez, Mario César Maldonado Silva, Javier Moreno Bojórquez, Gena Alejandra Soto Soriana y Luisa Fernanda Guachita Bermúdez

Todos fueron turnados a la ciudad de México a disposición del Juez Quinto de Distrito en Materia Penal en el Distrito Federal.

Luego la PGR inició las averiguaciones contra de Higuera Guerrero alias “El Mayel”, por su posible responsabilidad en la comisión de los delitos de violación a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y Contra la Salud en las modalidades de tráfico y extracción ilegal del país de marihuana y cocaína, introducción al país de cocaína, aportación de recursos económicos para el financiamiento, supervisión y fomento para posibilitar la ejecución de ilícitos contra la salud.

En este mismo lapso también se ejercitó acción penal en contra de Jesús Labra Avilés alias “El Chuy Labra”, por su probable responsabilidad en el delito de Portación de Arma de Fuego, reservada para el uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacional.

Ambos fueron internados los primeros días en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, ubicado en el Municipio de Almoloya de Juárez Estado de México, a disposición del Juez de la causa.

El 11 de mayo del 2000, luego de ser detenido en Ensenada y tras ser trasladado de inmediato a la ciudad de México se decretó el auto de formal prisión a Ismael Higuera Guerrero (a) “El Mayel”, quien a partir de ahí enfrentaría el proceso penal federal privado de su libertad en Almoloya.

La formal prisión se le decretó por delitos contra la salud en su modalidad de transporte e introducción clandestina de cocaína al país y el acondicionamiento y uso de instalaciones destinadas al tránsito aéreo y proporcionar los medios para facilitar el aterrizaje de aeronaves utilizadas en actividades ilícitas.

De acuerdo a las investigaciones Ismael Higuera Guerrero (a) “El Mayel”, introdujo diez toneladas de cocaína en un avión Caravelle que aterrizó en el paraje conocido como “Llanos de Baturi”, en Baja California Sur en el mes de noviembre de 1995.

Pero no solo esto, la Procuraduría General de la República puso a “El Mayel” a disposición del Juez Cuarto de Distrito en el Estado de Baja California, con residencia en Tijuana, como responsable de los delitos de homicidio, cometido en agravio del comandante de la Policía Judicial Federal, Alejandro Castañeda Andrade y de lesiones contra agentes de la autoridad.

En ambos ilícitos con las agravantes de premeditación, alevosía y ventaja.

Tras la captura de El Mayel mas personas, cabezas y cómplices del narco todos vinculados a Baja California y Ensenada empezaron a ser detenidos, uno de estos Enrique Harari Garduño propietario del local que ahora ocupa en Ensenada El Hostal de San Angel y que alguna vez fue la casa de Harari, alguna vez comandante de la Policía Federal de Caminos.

Junto con Harari se les decretó formal prisión a Enrique Guillermo Salazar Ramos, Carlos Ariel Charry Guzmán (a) “El Doctor” e Ismael Higuera Guerrero (a) “El Mayel” o “Rodrigo Sánchez Ellis”.

Dentro de la evidencia presentada por el Ministerio Público de la Federación, se desprendió que los hermanos Carlos Ariel y Carlos Darío Charry Guzmán formaban parte de una organización que opera en Bogotá y San Vicente de Caguán, Colombia.

Esta estaba dedicada al tráfico de drogas, armas, municiones y material de intendencia con destino a los frentes subversivos con operaciones en la llamada zona de despeje.

La organización recibió una millonaria suma de dinero en dólares producto del narcotráfico la que sería enviada hacia la zona de distensión San Vicente de Caguán, para ser entregada a miembros de la FARC, entre ellos, al llamado “Mono Jojoy” (a) “Raúl”.

Carlos Ariel Charry Guzmán estuvo en diversas ocasiones en México donde sostuvo reuniones con Ismael Higuera Guerrero (a) “El Mayel” para los propósitos de ambas organizaciones criminales, la más reciente documentada es de diciembre de 1999.

Luego en agosto del 2000 se entrevistó con otros miembros de la organización Arellano Félix.

Enrique Guillermo Salazar Ramos fungió como protector de las actividades del cartel de los hermanos Arellano Félix cuando se desempeñaba como Subdelegado de la Policía Judicial Federal en Tijuana, Baja California.

Asimismo, se acreditó que no solo protegía a la organización de los hermanos Arellano Félix sino también a la organización a la que pertenece Albino Quintero Meraz, la de los hermanos Carrillo Fuentes.

Enrique Harari Garduño en su carácter de servidor público federal formaba parte de la organización delictiva, desarrollando funciones de protección a las actividades de narcotráfico en el estado de Baja California y Oaxaca.

El proceso pues desarticuló un importante vínculo de surtimiento de cocaína de una organización colombiana con narcotraficantes del cartel de los hermanos Arellano Félix.

El 6 de junio del 2000 se decretó auto de formal prisión en contra de Jesús Labra Avilés (a) “El Chuy Labra” e Ismael Higuera Guerrero (a) “El Mayel”.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario