Loading...

EL "SEÑOR DE LOS CIELOS", LA MUERTE DEL CAPO "NO MATO LAS DUDAS"

Loading...
Veinte años han pasado desde la supuesta muerte de Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, líder del cártel de Juárez, capo que en pocos años dejó de ser socio del narco colombiano hasta convertirse en uno de los principales productores y distribuidores de cocaína y mariguana en el mundo.

La leyenda que formó al mando de uno de los cárteles más poderosos a finales de la década de los 80 y los 90, fue posible a través de las actividades que realizaban bajo sus órdenes capos, como Ismael El Mayo Zambada, Joaquín El Chapo Guzmán; Héctor Luis El Güero Palma; o Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

Además, se encuentran los vínculos que tuvo con autoridades locales y federales, entre ellos, el general y exzar antidrogas Jesús Gutiérrez Rebollo, y el entonces gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, este último pieza fundamental para introducir droga a través del Caribe mexicano, según investigaciones de la PGR. También operó bajo la protección del extinto Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD).


El Señor de los Cielos, mote que obtuvo al contar con una flota de aviones 727 para el trasiego de cocaína colombiana a Estados Unidos, le permitió obtener una fortuna de 25 mil millones de dólares, según una estimación de la revista Forbes. Entre sus socios principales se encontraba Pablo Escobar, líder del extinto cártel de Medellín.

Sigiloso y precavido, Amado Carrillo, sobrino de Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, fundador del cártel de Guadalajara, fue un narcotraficante invisible para las autoridades, ya que a pesar de que fue detenido en 1993 en el restaurante Bali Hai, en Insurgentes Sur, en la Ciudad de México, luego de una balacera, fue dejado en libertad por falta de elementos.

Hermano de Cipriano, Rodolfo, José Cruz, todos ellos muertos, de Alberto y Vicente, estos dos últimos detenidos, y dos mujeres más, Amado Carrillo, fue declarado muerto por la PGR y por la DEA el 4 de julio del hospital Santa Mónica en la Ciudad de México. Según las autoridades, el jefe del cártel de Juárez perdió la vida al someterse a una cirugía estética facial y una liposucción.

Hay versiones que indican que, tras ocho horas de intervención, el corazón de Amado Carrillo no resistió y esto, a su vez, provocó un paro que acabó con su vida.

Una segunda versión, refiere que resistió la cirugía y que horas después sufrió complicaciones a causa de un medicamento hipnótico que se le suministró, lo que le provocó la muerte por colapso del sistema respiratorio al mezclarse con la anestesia.

Las leyendas que hay alrededor de la vida de Amado Carrillo, llevan a Chile y Argentina, donde supuestamente el capo, de haber sobrevivido, habría escapado, y donde se habría escondido de las autoridades.

Por otro lado, debido a su poca notoriedad y por las múltiples cirugías a las que se habría sometido a lo largo de varios años, no era sencillo reconocer el aspecto de Carrillo, de ahí que sus propios cirujanos advirtieran a las autoridades federales que no tenían ni la menor idea de la verdadera identidad de quien estaban interviniendo.

No obstante, cuatro meses después de la operación, tres cirujanos que participaron en los procedimientos estéticos, aparecieron muertos, los cuerpos evidenciaban tortura y fueron depositados en tambos que fueron rellenados con cemento y abandonados al pie de la carretera México-Acapulco. 

Amado Carrillo Fuentes nació en Navolato, Sinaloa, México el 17 de diciembre de 1956, y murió en la Ciudad de México el 4 de julio de 1997.

Su alias El Señor de los Cielos, se debe a que construyó un imperio del tráfico de las drogas vía aérea.

Carrillo Fuentes logró dominar el trasiego de estupefacientes con una flota de aeronaves a su servicio.

Amante de las cirugías plásticas, falleció tras someterse a una de ellas.

En sus últimos días Carrillo fue extensamente buscado por las autoridades de México, EU, Colombia y Argentina.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario