Entrega de "El Mini Lic" a la DEA reduciría la guerra en el cártel de Sinaloa

La entrega de Dámaso López Serrano, alias "Mini Lic", a las autoridades estadounidenses ayudará a rebajar la intensidad de la guerra por el control del cártel de Sinaloa, que quedó en un vacío de poder desde la captura de su padre en mayo pasado.

"Mini lic" se entregó este miércoles 26 a la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) en Caléxico, California, tras verse cercado por la Procuraduría General de la República (PGR) en Mexicali, Baja California.

Hijo de Dámaso López Núñez, detenido en mayo pasado, el "Mini Lic" encabezaba una guerra cruenta por el control del cártel y el manejo del territorio con los Beltrán Leyva y "los chapitos", hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Esta pugna ha dejado los últimos meses una estela sangrienta de muertos en diversos ataques y enfrentamientos entre ambas facciones, principalmente en los estados de Baja California y Sinaloa, éste ultimo donde tiene su principal sede este poderoso cártel.

Samuel González Ruiz, abogado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y analista de seguridad, dijo a EFE que es posible que la guerra baje de intensidad después de la entrega de Dámaso López Serrano a la DEA.


El analista dijo que esta entrega tiene una lectura "muy simple" ya que todo apunta a que puede tratarse de una negociación que su padre, Dámaso López Núñez, mantiene con autoridades estadounidenses para ser extraditado de México.

"Si el señor Dámaso (López Núñez) está negociando con los americanos su extradición; negoció un paquete: él y su hijo, y está cumpliendo con una parte del acuerdo", comentó el abogado y analista.

El experto aseguró a Efe que si ello se confirma será posible que pronto se produzca la extradición a EU de Dámaso López Núñez, quien era la mano derecha del Chapo Guzmán y que fue capturado el 2 de mayo en el edificio de una zona residencial de la capital mexicana.

Detenido actualmente en la prisión de Ciudad Juárez, estado norteño de Chihuahua, Dámaso López Núñez, alias el Licenciado, negocia su extradición a Estados Unidos por temor a ser asesinado en México, según fuentes federales citadas por la prensa mexicana.

El Chapo Guzmán fue detenido en enero de 2016 y extraditado en enero de este año a Estados Unidos; Dámaso López Núñez tomó su lugar hasta que fue detenido el 2 de mayo en la Ciudad de México.

Tras la captura del Chapo Guzmán y de su padre Dámaso López Núñez, el Mini Lic se apropió de la dirección del cártel de Sinaloa aunque muy pronto se confrontó por el control con los hijos del Chapo, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo.

El padre del Mini Lic estaba alineado con Ismael "el Mayo" Zambada, un líder histórico del cártel de Sinaloa, que opera como una especie de patriarca entre los grupos que están en conflicto.

Los hijos del Chapo pueden ser ahora los más beneficiados por la entrega del Mini Lic a la DEA dado que bajará de intensidad el conflicto, aunque todavía deben resolver sus diferencias con personajes como Alfredo Beltrán Guzmán alias el Mochomito, hijo del Alfredo Beltrán Leyva, el Mochomo.

La guerra entre "los dámasos" y los "chapos" produjo durante el último año hechos sobresalientes como el secuestro de los hijos del histórico capo en agosto de 2016 y una emboscada en enero 2017.

En agosto de 2016 en el bar "La Leche" de Puerto Vallarta, estado de Jalisco, un comando armado secuestró a los hijos del Chapo y días después los dejó en libertad, en lo que posiblemente fue una decisión para negociar territorio.

A principios de este año, los hijos del Chapo denunciaron en una carta que había sido objeto de un ataque armado ordenado por Dámaso López Núñez que les causó heridas, aunque no se precisó la gravedad de las mismas.

0 comentarios:

Publicar un comentario