Loading...

Guanajuato: Narcoguerra entre Cárteles deja cientos de ejecutados apagando la tranquilidad

Loading...
En los primeros cinco meses del año, 440 personas fueron privadas de la vida de forma dolosa, en promedio 4 al día Según expertos, debe darse una reforma al sistema judicial porque ahora los delincuentes entran y salen rápido de prisión: la policía tiene el registro

El estado de Guanajuato pasó de una aparente tranquilidad al sobresalto; bandas criminales han ganado territorio a costa de cientos de muertos, con un repunte histórico en homicidios, tomas clandestinas de hidrocarburo y delitos de narcomenudeo.

Expertos en seguridad pública advierten que la delincuencia organizada dejó de ser un asunto de afuera; “está dentro de Guanajuato”, sin que la entidad cuente con estructura policial para enfrentarla, ni con una estrategia eficaz de seguridad.

Se refleja en las ejecuciones que ocurren a diario en ciudades del Corredor Industrial del Bajío, municipios turísticos y en regiones colindantes con Querétaro y Michoacán.

En los primeros cinco meses del año, 440 personas fueron privadas de la vida de forma dolosa, en promedio 3.9 cada día, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional del Seguridad Pública (SESNSP) y se prevé que las cifras de junio no mejoren.

Jéssica María Vega Zayas, investigadora en temas de seguridad pública de la Universidad de Guanajuato (UG), señaló que hay evidencia de que la delincuencia organizada nacional, incluso internacional, “ganó espacios en Guanajuato”, como lo muestra la detención el pasado 1 de junio del chileno Raúl Julio Escobar Poblete, Comandante Emilio, en San Miguel de Allende por el secuestro de una extranjera y a quien se le relaciona con el plagio de Diego Fernández de Cevallos y de la ex nuera de Vicente Fox, Mónica Jurado.

Un video difundido hace un par de años en redes sociales anunciaba la llegada del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a San Francisco del Rincón, tierra del ex presidente Fox.

La autora del libro “La Seguridad Pública en la Era Moderna y Contemporánea” dijo que al menos en los últimos dos años, Guanajuato escaló de la posición 10 al quinto lugar o al sexto en la tabla nacional de los estados más violentos. En la base de datos de delitos del SNSP, Guanajuato registró en 2012 un total de 771 homicidios dolosos; en 2013 fueron 641; al siguiente año 709; en 2015 ascendió a 879; en 2016 fueron 961, y en 2017 van 579 casos hasta mayo.

Otro de los delitos que presenta un repunte importante es el robo con violencia con 2 mil 90 casos en 2012, para 2013 la cifra se duplicó con 4 mil 7550 casos, en 2014 fueron 5 mil 997; en 2015 se registraron 6 mil 528 y para 2016 la cifra llegó hasta los 8 mil 483 casos. El diputado panista Juan Carlos Muñoz Márquez, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, justificó que en un contexto nacional mayo fue el mes con la cifra más alta de muertes en la historia de México y Guanajuato no está exento porque “no es una isla”. León, San Francisco del Rincón, Irapuato, Celaya, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande y Pénjamo tienen los datos más elevados en carpetas de investigación en homicidios.

Víctimas colaterales

A diario hay ejecutados, varios inocentes han fallecido en el fuego cruzado, y aunque hace algunos meses el discurso del gobernador Miguel Márquez era que los muertos eran por ajustes de cuentas entre “malandros”, hoy día ha quedado en evidencia que no es así, que muchas víctimas son totalmente ajenas a la lucha del crimen organizado, comentó Roberto Saucedo Pimentel, fundador de la organización Ciudadanos Hartos.

La diputada Arcelia González, presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso, señaló que los criminales han matado personas ajenas a la delincuencia, menores, como la niña Maritza Paola, de 3 años, y su padre, en Silao, así como a 10 policías, entre ellos comandantes, tanto en León, Celaya, Apaseo el Grande, Silao y Comonfort. De igual manera, grupos armados han realizado ejecuciones masivas en bares, centros nocturnos y palenques.

La creciente violencia ha traído desconfianza en las instituciones públicas, ante la postura del gobierno estatal de simular que no pasa nada, aseveró el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la entidad, Baltasar Zamudio Cortés.

Como consecuencia han surgido linchamientos de ladrones a manos de ciudadanos y la promoción del surgimiento de autodefensas o “justicieros”, como el autodenominado grupo Los Justicieros de Irapuato, que se atribuyó haber mutilado de las orejas a presuntos implicados en robos, comentó.

Investigaciones de la universidad arrojan que el aumento de la criminalidad tiene que ver con varios factores, entre ellos el dominio de grupos de la delincuencia organizada en territorios por las oportunidades que se están presentando para hacerse de bienes materiales. “Llega la inversión formal, pero también llega la delincuencia organizada”, precisó Vega Zayas, en relación al repunte del sector automotriz.

En desventaja

De acuerdo con el reporte del SESNSP de marzo de este año, en los 46 municipios del estado operan 13 mil 454 agentes de seguridad: 7 mil 765 son elementos municipales, 2 mil 329 son agentes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), mil 785 son policías ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y mil 575 de Prevención y Reinserción Social. Todos ellos para vigilancia y protección de 5 millones 853 mil 677 habitantes.

De acuerdo con el Índice de Paz México 2017, el secretariado informó que hasta 2016 había un total de 258 mil 557 policías estatales y municipales en los 32 estados. El promedio nacional lo ponen en 211 policías por cada 100 mil habitantes y en el caso específico de Guanajuato cuenta con 170 por cada 100 mil, es decir 41 elementos por debajo del promedio nacional.

El senador priísta Miguel Ángel Chico Herrera declaró que desde hace siete años aproximadamente debió haber cambiado el modelo policiaco que actualmente se tiene, “¡vaya!, no nos podemos enfrentar a la delincuencia como debería ser porque nuestras corporaciones policiacas en el estado, las municipales, están la mayoría de ellas mal preparadas, mal capacitadas, incluso mal pagadas”.

La investigadora Jéssica María Vega Zayas, comentó que a diferencia de las corporaciones de seguridad, la delincuencia organizada aprende de sí misma y este aprendizaje la ha llevado a saber cómo cooptar a los grupos que viven en Guanajuato. Activistas sociales, dirigentes políticos y especialistas coinciden que la realidad violenta de Guanajuato debe ser reconocida por las autoridades estatales para que logren avanzar en estrategias, mecanismos de seguridad, coordinación con los gobiernos locales y federal, y en programas encaminados a la reconstrucción del tejido social, atención a personas con adicciones y generación de oportunidades de empleo.

Tomas clandestinas; delito latente

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) encuentran en sus estudios que los homicidios dolosos ocurren como consecuencia de un aumento en el consumo de drogas, dos grupos delictivos en pugna para dominar el mercado de narcóticos y la disputa entre bandos por el robo de combustible.

El procurador general de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre, precisó que los homicidios ocurridos en la región Laja-Bajío, que integran Apaseo el Alto, Apaseo el Grande y Celaya, tienen relación con la disputa de grupos criminales por la plaza, con el robo de hidrocarburos y con las drogas.

En el primer cuatrimestre del año, Guanajuato detectó 659 tomas clandestinas en ductos conectados a la Refinería de Salamanca, con lo que desbancó del primer lugar al estado de Puebla, en donde se detectaron 460, reportó Pemex. Este delito ha ido en repunte año con año. De acuerdo con reportes de Pemex, en 2012 se detectaron 128 tomas clandestinas, para 2013 la cifra llegó a 166; en 2014 la cifra se disparó a 411; para 2015 se duplicó a 843 y en el año pasado se detectaron mil 309 tomas en ductos.

Roberto Saucedo Pimentel, fundador del movimiento “Ciudadanos Hartos” resaltó que el estado tiene un problema muy grave de huachicoleros y bastantes células criminales están integradas por personas de otros estados. El activista social recordó que al principio de este sexenio se dijo que con el Programa Escudo y el pago de más de mil millones de pesos se iban a poner arcos de detección en todas las entradas del estado para prevenir que los delincuentes de otros estados llegaran a Guanajuato, pero no ha dado resultados.

Por su parte, Luis Alberto Ramos, presidente del Observatorio Ciudadano de León, dijo que León tiene la cifra más alta en homicidios y robos, por ser la zona más atractiva en todo el Corredor Industrial.

Debe darse una reforma al Sistema de Justicia Penal sin una “puerta giratoria”, porque ahora los delincuentes entran y salen rápido de los centros de detención, como ha documentado la Policía de León con el caso de un sujeto que ha sido detenido 409 veces por diversos hechos y en todas ha sido liberado.

Buscan salidas

El líder estatal del PRD dijo que es urgente dar un viraje a la política pública de seguridad, que conlleve a un planteamiento integral, en la actitud y cambio de estrategia, que atienda el problema no solamente a través de la confrontación con elementos policiacos. Se requiere una coordinación estrecha entre los tres órdenes de gobierno, sin simulaciones, porque hasta ahora sólo ha sido mediática. Es necesario el reforzamiento del combate en el terreno de la venta de droga y la revisión puntual en materia de seguridad con el tema de la impunidad.

En tanto, el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso, Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN), dijo que las muertes son cada vez más en todo el país y en otros estados que antes eran tranquilos, como Colima. Asoció el tema con la impunidad, y un ejemplo reciente es el sinfín de personas detenidas con una cantidad de armas y municiones impresionantes puestas en libertad, por el nuevo mecanismo de justicia que no aplica la prisión preventiva.

En abril pasado, el Congreso del estado de Guanajuato entregó a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma al artículo 19 constitucional para que se establezca la prisión preventiva por la portación de armas de fuego.

Carlos Joaquín Chacón, líder estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), afirmó que se carece de una verdadera estrategia para el combate al crimen y de resultados del Programa Escudo, que costó mucho dinero. Las autoridades minimizan el problema de la incapacidad para resolver esas situaciones.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario