Loading...

Los territorios perdidos del Cártel de de Sinaloa con El Chapo Guzmán detenido y extraditado

Loading...
Datos de la PGR muestran que la actividad de esa organización disminuyó en el país. De tener presencia en once estados, ahora sólo lo ubican en siete y con menos células delictivas en operación.

La presencia del cártel de Sinaloa en los estados del país va a la baja desde la extradición a Estados Unidos de su líder, Joaquín El Chapo Guzmán, ocurrida en enero pasado.

En este 2017, la organización del Chapo ha perdido presencia en una zona del Pacífico mexicano en estados como Colima, Nayarit y Jalisco, en donde ha cedido terreno ante el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Esa organización criminal también ha dejado de operar en la península de Yucatán, según información de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre organizaciones delictivas con operaciones en el país.

En donde el cártel de Sinaloa todavía tiene actividades es en el noroeste mexicano con presencia en Chihuahua, Sonora, Durango, Coahuila, Baja California, Baja California Sur y Sonora.

La actividad del Cártel de Sinaloa a través de células delictivas también disminuyó: desde 2015 existían datos de que El Chapo operaba hasta con diez grupos criminales, pero en el primer cuatrimestre de este año sólo hay registros de que el cártel mantiene relación con siete células: Los Artistas Asesinos, Gente Nueva, Los Cabrera, el Cártel del Poniente; y las bandas a cargo de El Aquiles, El Trigre y Del 28.

Joaquín Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017 y fue recluido en el Metropolitan Detention Center, una prisión federal de la ciudad de Nueva York.

Los fiscales a cargo del caso argumentan que existe evidencia suficiente para procesar al capo en Estados Unidos por al menos 17 delitos distintos que incluyen lavado de dinero, conducta criminal, conspiración para producción y distribución de cocaína, metanfetamina, heroína y mariguana; así como uso de armas de fuego para la comisión de delitos de drogas.

La extradición del capo se dio después de tres detenciones y dos fugas de penales mexicanos de máxima seguridad, en 2001 y 2015.

Autoridades federales han dicho que la extradición del Chapo provocó reacomodos en el liderazgo del cártel de Sinaloa; así como el avance de otras organizaciones criminales como el Cártel Jalisco Nueva Generación que, como muestran los datos oficiales, ya es el grupo delictivo con más presencia en el país.

El poder del Cártel de Sinaloa

Los últimos registros oficiales muestran, por primera vez en 40 años, que el Cártel de Sinaloa pierde presencia en el país.

Pero antes de su extradición a Estados Unidos, Joaquín El Chapo Guzmán lideró la organización criminal más poderosa, la cual logró extender su influencia a 24 de las 32 entidades del país. Hasta ahora, ninguna otra organización ha tenido operaciones en tantos estados y ha resistido por tanto tiempo los embates del gobierno federal para debilitarla.

Con El Chapo Guzmán, el Cártel de Sinaloa fue la primera organización criminal en participar con éxito y liderar el tráfico de cuatro drogas: mariguana, cocaína, heroína y metanfetamina.

NarcoData ha registrado el avance del Cártel de Sinaloa en el país desde su origen en la década de 1980.

En el arranque del sexenio de Enrique Peña Nieto, era la organización con más presencia en el país y según datos de PGR ya perdió casi la mitad de su área de influencia cediendo terreno en los estados del occidente del país.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario