Loading...

“Sí Duarte toca una cárcel veracruzana...no sabe el infierno que le espera

Loading...
“Sí Duarte toca una cárcel veracruzana, no sabe el infierno que le espera. Estar en prisión, en población abierta, es estar muerto en vida”, dice la diputada panista de Veracruz, Maryjose Gamboa, presa durante ocho meses acusada de homicidio culposo por atropellamiento de un joven en Boca del Río.

Gamboa siempre responsabilizó a Duarte, al extitular de la SSP, Arturo Bermúdez y al entonces titular de la FGE, Luis Ángel Bravo de estar detrás de los golpes, torturas y vejaciones que sufrió el tiempo que estuvo en prisión y de aletargar “con alevosía” y “argucias jurídicas” su tiempo de reclusión.

En entrevista, Gamboa Torales –en prisión de julio de 2014 a febrero de 2015– asegura que aunque Duarte lleva poco menos de cien días en una cárcel guatemalteca, no ha sufrido el efecto de la “prisionalización” que conlleva estar en un centro de readaptación social a población abierta.


“Expuesto a la soledad, a golpes, maltratos, violaciones a tus derechos, a trabajos forzados, a que te traten como un animal, hasta pulverizar tu autoestima y defensas…cuando, eso le pase a Duarte, ahí sí, le espera el infierno”, afirma Gamboa, quien antes de diputada fue columnista del periódico Notiver y conductora de Meganoticias.

Aunque Duarte hoy continúa siendo polémica en medios nacionales e internacionales por sus actos de corrupción, desvíos de recursos, ranchos y mansiones de multimillonario y sus prebendas a amigos y políticos cercanos a él, en Veracruz hay una deuda de verdad y justicia que reclaman miles de familiares de desaparecidos.

Lucy Díaz Genao, vocera del Colectivo Solecito, reclama que a Duarte y a Bermúdez, así como a otras exautoridades policiacas y de procuración de justicia también se les debería de juzgar por desaparición forzada y por omisiones en la investigación de miles de desapariciones; sin embargo, Genao lamenta que hoy la Fiscalía de Yunes exhiba la misma incompetencia que las que tuvo Duarte.

“Tenemos una fiscalía enana para un criminal tan grande como Duarte. Hay cosas que podrían imputárselas por omisión en desapariciones o en las mismas desapariciones forzadas. No es fácil acusarlo sin probar completa la cadena de mando, se requiere una investigación muy exhuastiva y un trabajo legal muy sofisticado, incapaz de realizarse por la actual Fiscalía”.

Lucy Díaz apela a que tendrá que ser una corte internacional quien haga pagar a Javier Duarte y a Arturo Bermúdez por todas las atrocidades, violaciones a derechos humanos y desapariciones. Y Díaz remata: Sería iluso pensar que está Fiscalía pueda hacer un juicio exitoso contra Duarte”.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario