Loading...

Cuando el Ejército Mexicano auxilió a EU ante el huracán Katrina

Loading...
Mientras tanto, Donald Trump arremete nuevamente contra México y la necesidad del muro en la frontera.El expresidente de Estados Unidos, George W. Bush saludando a un elemento del ejército mexicano tras llegar al país para brindar ayuda ante el huracán Katrina.

Estados Unidos ha recordado nuevamente los estragos que deja un huracán, en esta ocasión fue Harvey, el cuál causó inundaciones catastróficas y significativas pérdidas materiales en Texas.

A su vez, los recuerdos que dejó Katrina en Nueva Orleans en el 2005 renacieron con una serie de imágenes en redes sociales. De regreso a la realidad, el presidente Donald Trump twitteo ayer, un mensaje con la necesidad de un muro fronterizo.

"Con México siendo una de las naciones de crimen más altas del mundo, debemos tener EL MURO. México pagará por el reembolso / otro.

La respuesta a ese mensaje

La foto en redes que recordó la solidaridad del ejército mexicano en las tareas de rescate tras el huracán Katrina ya tiene más de 65, 000 retuits y también deja en claro la retórica antiinmigrante de Donald Trump y su promesa de construir el muro en la frontera.

"Nunca olvides que Mexico mandó tropas y nos ayudó después del huracán Katrina". El tuit está acompañado de una foto de un grupo de miembros de la Marina limpiando escombros de una escuela en Mississippi.

Estamos hablando de la participación de miembros del ejército mexicano en las labores de socorro tras el devastador huracán del 2005, que dejó al menos 1,800 víctimas mortales.

Los voluntarios y vehículos en la importante misión

Casi 200 soldados, médicos y enfermeros cruzaron la frontera en septiembre de 2005 a bordo de varias decenas de vehículos adornados con la bandera mexicana.

La misión, que duró tres semanas, se vivió como un gesto de gran componente simbólico en México: sus unidades militares no pisaban terreno estadounidense desde la guerra entre ambos países en el siglo XIX.

"En el momento en que su misión terminó, el 25 de septiembre, los mexicanos habían servido 170,000 comidas, habían ayudado a distribuir más de 184,000 toneladas de suministros y habían llevado a cabo más de 500 consultas médicas", escribió sobre la labor de los mexicanos el exdiplomático estadounidense Stephen R. Kelly.

En el mismo artículo, Kelly también decía que la escena habría causado "palpitaciones" a Trump.

La Secretaría de Exteriores mexicana contestó ofreciendo "toda la ayuda y colaboración" como deben hacerlo "los buenos vecinos".

Sin embargo, algunas voces se preguntan ya si Trump sería capaz de aceptar el auxilio de México y permitir que sus soldados volvieran a cruzar una frontera que se ha convertido en uno de los puntos clave de su discurso antiinmigrante.

Una pregunta similar se hacía Kelly ya en su artículo, publicado en el verano de 2015, después de que Trump diera el pistoletazo de salida a su campaña electoral llamando "criminales" y "violadores" a los mexicanos:

"Desastres como el huracán Katrina o el espectáculo de la política presidencial estadounidense, a menudo sacan a la luz el verdadero carácter de los jugadores. Los mexicanos demostraron que eran vecinos con los que podemos contar. Uno sólo puede especular sobre cómo Trump habría manejado la invasión mexicana si hubiera sido presidente.

¿Consideraría a los soldados mexicanos sin visados como inmigrantes ilegales? ¿Enviaría kits de violación a los hospitales de San Antonio? Debemos tratar de responder a esas preguntas pronto. Porque la temporada de huracanes está de nuevo sobre nosotros. Y nunca se sabe cuando se va a necesitar un vecino amigable y una comida caliente".
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario