Loading...

Deporte y el narcotráfico, una historia ya conocida en México

Loading...
El futbolista mexicano Rafael Márquez no es el primer deportista que ha sido vinculado al crimen organizado en nuestro país.

Este miércoles, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que el defensa del Atlas, junto con el cantante Julión Álvarez, forma parte de una red que operaba el narcotraficante Raúl Flores Hernández, lo cual ha negado el futbolista.

Sin embargo, este no es el primer caso de deportistas en México que han sido vinculados con el crimen organizado. Aquí te dejamos un recuento.

LA LEYENDA DEL RING


Julio César Chávez es uno de las grandes figuras del deporte nacional de todos los tiempos y su fama no ha estado ajena a los escándalos.

A pesar de que ha negado participar en la comisión de delitos, el boxeador en distintas ocasiones ha confirmado que sí mantiene relaciones de amistad con distintos narcos.

"Todos los narcotraficantes han sido muy amigos míos, los he conocido porque a ellos les gusta el box también, soy su ídolo también, ellos también tienen corazón sean buenos o malos”, dijo en enero de 2016.

Incluso, en este 2017, cuando asesinaron al hermano del exboxeador en Culiacán, Chávez dijo que no aceptaría la ayuda de sus amigos narcos para cobrar venganza.



UN GOLEADOR EN LA MIRA

Jared Borgetti también ha sido uno de los futbolistas mexicanos más reconocidos en la última época por sus triunfos con Santos como por sus goles en Selección Nacional.

Sin embargo, en 2013 el delantero apareció en una fiesta del narcotraficante Francisco Rafael Arellano Félix, quien celebraba su cumpleaños en Los Cabos y que terminó asesinado ese día. 

El semanario Zeta informó que en la fiesta también se encontraba Omar Chávez, hijo de la leyenda mexicana del boxeo: "Francisco Rafael Arellano Félix festejaba su cumpleaños número 63, cuando fue ejecutado a tiros por un sicario disfrazado de payaso".

Esta es la foto del recuerdo entre el futbolista y el narco.

EL PORTERO "SECUESTRADOR"

Omar El Gato Ortiz fue un portero con una amplia trayectoria en el futbol mexicano. Sus tatuajes y su paso por distintos equipos (Monterrey, Celaya, Necaxa, Jaguares y Atlante) le dieron cierto prestigió dentro del balompié nacional, en donde participó 13 años.

Los problemas extra cancha del futbolista comenzaron en 2010 cuando fue inhabilitado por los Rayados de Monterrey luego de dar positivo en los controles antidopaje por consumir sustancias que aumentaban la masa muscular y quemaban grasa. Sin embargo, la noticia más fuerte llegó dos años después.

En enero de ese año, El Gato fue detenido junto con una banda de criminales quienes se dedicaban a vender drogar y secuestrar personas. El portero regiomontano, supuestamente, se dedicaba a elegir a las víctimas y ofrecer datos para su localización.

"Siéndote sincero, me dolió mucho más la sanción por doping que estar encerrado aquí. Aquella vez estaba derrotado y mi vida se había derrumbado. Había sido castigado por algo que había hecho y estaba pagando las consecuencias; algo muy diferente a lo que estoy viviendo ahora con un proceso en el que me considero inocente", dijo Omar Ortiz a Multimedios en 2013.

ATENTADO EN EL BAR

El 25 de enero de 2010, la estrella del Club América Salvador Cabañas sufrió un ataque en un bar de la Ciudad de México que acabó con su carrera y cambió su vida.

El delantero paraguayo se encontraba de fiesta cuando tras una discusión en el baño del lugar recibió un disparo en la cabeza que lo dejó el coma, aunque pudo salvar su vida.

El culpable del ataque fue José Jorge Balderas, mejor conocido como El JJ y quien fuera detenido en enero de 2011 en calles de Bosques de las Lomas, una de las zonas más exclusivas de la capital mexicana.

A pesar de que la agresión contra el jugador americanista hizo que su nombre estuviera en boca de todos, la detención del Balderas fue, además, por sus nexos con el narcotráfico y por poseer armas de uso exclusivo del Ejército.

Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario