Loading...

DICE "RENATO SALES": POLICIA FEDERAL es la "MEJOR del MUNDO"...que se fumo?

Loading...
La Policía Federal (PF) es la mejor de México y una de las mejores del mundo, afirmó Renato Sales Heredia, comisionado nacional de Seguridad.El funcionario dijo a MILENO que la corporación está altamente capacitada en áreas de investigación e inteligencia, lo que le ha permitido dar resultados importantes en materia de seguridad durante la actual administración.

Recordó que muestra de ello es que la PF incrementó 10 puntos porcentuales la confianza ciudadana y siete la percepción de eficacia durante el periodo de 2013 a junio de 2017, según datos del Inegi.

Sostuvo que el personal de la corporación ha sabido afrontar a la delincuencia con valor, profesionalismo y respeto a los derechos humanos, aun cuando en esta tarea muchos oficiales y agentes han perdido la vida.

“El personal que integra la Policía Federal, alrededor de 39 mil servidores públicos, ha trabajado con entrega para devolver la paz y tranquilidad, que es una de las directrices principales del gobierno de la República”, puntualizó.

Acompañado del comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, y del titular de la División de Seguridad Regional, Raúl Castillejos Solís, reconoció que se han alcanzado importantes resultados en materia de prevención del delito y de proximidad social.

POLICIA MEXICANA la "PEOR EVALUADA del MUNDO",DESPUES de KENIA y NIGERIA...opera sin aprobación y el respeto publico.

¿Acaso los padres enseñan a sus hijos a que cuando estén en peligro y necesiten ayuda, deben buscar a un oficial de policía? Esta pregunta propone David Bayley, experto en modelos policiales, para saber si una sociedad confía ampliamente en su policía.1 La pregunta es buena en términos cualitativos, y permite darnos una idea general de la percepción de confianza o desconfianza en la institución policial.

En 2016, la policía en México fue evaluada como una con los menores grados de legitimidad en el mundo, de acuerdo al Índice Mundial de Seguridad Interna y Policía (WISPI en inglés). El estudio realizado por el Institute for Economics and Peace (IEP) clasificó a Kenia, Nigeria, México, República del Congo y a Paquistán –en ese orden – como los cinco países en donde la policía tiene menor legitimidad. Es decir, países donde la policía no actúa de acuerdo a los intereses del país y los ciudadanos. 

El WISPI, índice único en su tipo, es atractivo porque evalúa y compara a las policías de distintos países a través de cuatro rubros: capacidad, proceso, legitimidad y resultados. 

La policía en México fue de las peores evaluadas y en la que menos confían los ciudadanos. Esto es un problema porque su capacidad para realizar los deberes que le corresponden depende de la aprobación y el respeto público. 

La legitimidad de la policía, de acuerdo con Tyler, se sustenta en la creencia de los ciudadanos de que la policía está facultada para recurrir al apoyo del público para cumplir con la ley y ayudar a combatir el delito.2Con ello, la población adopta libremente una obligación moral de cooperación, y se puede hablar de una reciprocidad entre policía y ciudadanos. Por el contrario, sin legitimidad, la policía depende en mayor grado de su facultad del uso de la fuerza. 

Frente a la precaria legitimidad de la policía mexicana, algunos políticos –desde un análisis miope y con pocos argumentos– empujan por políticas en donde la función de la policía la realicen otras instituciones que tienen mayor legitimidad, como es el caso de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, el uso del Ejército para la realizar funciones policiales atenta contra los derechos humanos y los principios democráticos de la sociedad. Otra consecuencia negativa es que se perpetúa y valida la incapacidad policial ¿no sería mejor construir corporaciones policiales en las que confiemos en vez de poner al Ejército a trabajar como policías?.

La desconfianza que envuelve a la institución policial en México no es un caso aislado de una institución que no funciona, sino parte de una desconfianza generalizada en los aparatos del Estado. Sin embargo, se vuelve más grave en la policía porque ésta institución depende radicalmente de una simbiosis positiva policía-ciudadano. Sin legitimidad, la policía no puede funcionar. 

La policía es la gente y la gente la policía

¿Cómo mejorar la confianza de la ciudadanía en la policía? 

Primero, hay que reconocer que el modelo actual no funciona. En este modelo se concibe al policía como un agente de reacción, similar a un bombero, el cual acude en auxilio cuando hay un incendio que se debe sofocar. Sin embargo, en el caso de nuestro país, los incendios son más que los que los bomberos pueden contener, además, los bomberos no están lo suficientemente preparados para apagarlos, y en otros casos, son ellos mismos quienes causan los incendios. 

El modelo de policía comunitaria en Japón, conocido como koban, es diferente. Se caracteriza por ser una policía descentralizada y parte integral de la comunidad. Su rol, además de brindar seguridad, es ser consejero de la comunidad y actuar como mediador en casos de disputas. 

En vez de un policía-bombero, se percibe como un policía-cartero, el cual recorre la comunidad cada día aunque no exista correo que entregar, observando y haciendo preguntas. El oficial de policía del koban cultiva la habilidad de escuchar pacientemente, permitiendo que la gente exprese sus problemas.

El resultado es una autoridad pública en la que la gente confía y tiene legitimidad para abordar los problemas de seguridad de la comunidad
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario