El Ascenso y ocaso del imperio criminal de “Los Dámasos” semilideres del Cártel de Sinaloa

La influencia que adquirieron El licenciado y El Mini Lic en la estructura del Cártel de Sinaloa los llevó a una confrontación con los hijos de El Chapo.

Al entregarse a las autoridades de los Estados Unidos, Dámaso López Serrano, El Mini Lic, le puso fin al legado criminal y de poder que le heredó su padre Dámaso López Núñez, El Licenciado, un hombre que creció en el mundo del narcotráfico de manera exponencial en pocos años dentro del Cártel de Sinaloa, desde que operó la fuga del penal de Puente Grande (Jalisco) del capo Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

La influencia que adquirieron El licenciado y El Mini Lic en la estructura del Cártel de Sinaloa los llevó a que “Los Chapitos” –Iván, Alfredo y Ovidio, hijos de Guzmán Loera- los confrontaran por el liderazgo de la organización delictiva que quedó vacía por la última detención y extradición de El Chapo.


El ascenso

El Chapo fue capturado por primera vez en junio de 1993 en Guatemala, lo recluyeron en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) No. 1 Almoloya de Juárez. En noviembre de 1996 lo trasladaron al penal de máxima seguridad Puente Grande y se fugó el 19 de enero de 2001.

La evasión la operó Dámaso López Núñez, quien por estudiar Derecho era conocido como El Licenciado y se desempeñaba como director de Seguridad Interna de la prisión federal.

En agradecimiento, El Chapo sumó a El Licenciado al Cártel de Sinaloa y lo hizo su mano derecha, y para consolidar la cercanía se hicieron compadres. El capo del narcotráfico apadrinó a Dámaso López Serrano, que apodaban El Mini Lic.

El Licenciado también fue policía judicial en Sinaloa, por lo que construyó una red de seguridad y protección para El Chapo Guzmán en la entidad.

Dámaso López Serrano, El Mini Lic, comenzó a participar en las actividades del Cártel de Sinaloa, encabezó tres células de sicarios conocidas como "Los Ántrax", “Los Montana” y “Fuerzas Especiales de Dámaso”.

El Mini Lic se hizo de dinero y su nombre comenzó a popularizarse en México, al grado que el cantante Gerardo Ortiz grabó el corrido “Dámaso”, donde presuntamente se narran sus andanzas, el video de la canción en Youtube tiene más de 212 millones de reproducciones.

En redes sociales, El Mini Lic presumió fotografías de autos, armas, droga, mujeres y dinero.

En febrero de 2014, El Chapo fue capturado en un hotel de Mazatlán y recluido en el penal del Altiplano (Almoloya de Juárez), de donde su fugaría en julio de 2015 con la ayuda de Los Chapitos y de su compadre El Licenciado.

El ocaso

Por tercera ocasión fue aprehendido El Chapo Guzmán en enero de 2016 en Los Mochis. La Drug Enforcement Administration (DEA) consideró Dámaso López, El Mini Lic, -hijo de El Licenciado y ahijado de El Chapo-, el sucesor dentro de la estructura criminal.

La captura del capo narcotráfico y la posterior extradición a los Estados Unidos provocó una confrontación entre “Los Chapitos” y “Los Dámasos”.

Sinaloa y Baja California Sur fueron las entidades que sufrieron con más sangre y balas la guerra entre ambos bandos del mismo cártel por el liderazgo que dejó vacante “El Chapo”.

Los embates también llegaron a los medios de comunicación, Los Chapitos por radio y por televisión vía cartas, y Los Dámasos vía medios impresos y digitales, con una entrevista y redes sociales.

Los comandos de “Los Chapitos” irrumpieron en comunidades de Elota –en abril de 2017, durante la Semana Santa- en buscan de la gente que operaba para Los Dámasos, a quién tuviera relación o trabajara para ellos: sicarios, “halcones” y narcomenudistas. Hubo varios levantones.

El Licenciado fue detenido en la Ciudad de México en mayo de 2017, lo que minó el poder de los Dámasos.

El 8 de mayo de 2017 fueron detenidos en Xochimilco cinco presuntos escoltas de Dámaso López Serrano, El Mini Lic, lo que lo debilitó frente a Los Chapitos.

Los últimos detenidos aportaron información para que fuerzas federales acorralaran a El Mini Lic, quien buscó el apoyo de Ismael El Mayo Zambada, el cual se mantuvo al margen del enfrentamiento que tenía con Los Chapitos”.

Al sentirse sin respaldo, sin su equipo cercano de seguridad y por su temor a morir -igual que su padrino El Chapo-, El Mini Lic decidió entregarse el 27 de julio de 2017 a las autoridades para proteger su vida y su dinero del asedio Los Chapitos.

0 comentarios:

Publicar un comentario