El Cartel de Sinaloa y su guerra interna.

La entrega a las autoridades de Estados Unidos de Dámaso López Núñez, "El Mini Lic", líder de una facción del Cártel de Sinaloa, y la captura de su presunto operador financiero, Nahúm Abraham Sicairos Montalvo, "El Quinceañero", no terminarán con la disputa y la violencia al interior de la estructura criminal, consideró José Reveles, experto en temas de crimen organizado y narcotráfico.

En entrevista con La Silla Rota, indicó que las capturas de los principales liderazgos de los cárteles del narcotráfico en México poco influyen en la disminución de la violencia y la inseguridad porque no se tocan las fuentes de financiamiento, y citó el ejemplo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, al que no le "han encontrado un solo dólar".

"(Las autoridades) creen que capturando debilitan a los grupos criminales, pero no es cierto, la lógica indica que si no les quitan recursos económicos, bienes y armas, seguirán contratando a todos los sicarios que les maten. Hay una falla en la estrategia", explicó.

El experto en temas de narcotráfico expuso que "el éxito es relativo, en la entrega o el acuerdo de ´El Mini Lic´ y en la captura de ´El Quinceañero´ no aparece un dólar por ningún lado, no aparecen bienes, y por tanto esa gente sigue fuerte. Los sucesores, los compadres, los amigos, siguen ahí presentes, es el sistema por el cual los grupos delincuenciales se prolongan en el tiempo, sean compactos o dividiéndose como es el caso de Sinaloa".

"El Mini Lic" y sus grupos de sicarios mantuvieron una sangrienta confrontación con "Los Chapitos" para apoderarse de la parte del Cártel de Sinaloa que quedó vacía por la captura y extradición a Estados Unidos de "El Chapo".

José Reveles indicó que los integrantes de las células conocidas como "Los Antrax", "Los Montana" y "Las Fuerzas Especiales de Dámaso", se disputarán el control de los grupos y buscarán una alianza con un cártel fuerte para enfrentar a "Los Chapitos" –Iván, Alfredo y Ovidio Guzmán, hijos del capo Joaquín "El Chapo" Guzmán-, y podría ser con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

"Los Chimales" y "Los Ninis" son dos células de sicarios de "Los Chapitos" que se enfrentan a los grupos armados de Dámaso López Núñez "El Mini Lic".

El secuestro de "Los Chapitos" en el restaurante "La Leche" de Puerto Vallarta, Jalisco, impedirá que quien tome el liderazgo de las células de "El Mini Lic" pueda pactar una alianza con los hijos del capo y el Cártel de Sinaloa.

"Eso pinta un panorama de complicado, que no va a parar, surgirán nombres que no conocemos, que están abajo, que en la vida hemos escuchado nombrar", explicó.

En redes sociales, "El Mini Lic" exhibió dinero, autos de lujo y excentricidades, las cuales serán anheladas por los sicarios que lo escoltaban e intentarán apoderarse del trono vacío.

"Debe haber lugartenientes, jefe de grupo, coordinadores de ´El Mini Lic", quien se hacía acompañar de un grupo de 20 chamacos armados, cualquiera de ellos puede aspirar a quedarse con el liderazgo ahora que ya no está, no hay un freno a la violencia, va a seguir dándose, sobretodo afectando población que no tiene nada que ver con esto", aseguró.

El sucesor de "El Mini Lic" intentará pactar una alianza con "El Mochimito", "El Chapo Isidro" o el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), puede que sea con este último "porque son los más poderosos", pero "van a buscar con quién aliarse, no hay marcha atrás", y no lo hará con quienes ya se confrontó a muerte.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...