El emporio de El Ojos; ubican sus Residencias, producto del vulgar y cínico despojo

Trabajos de investigación policial han detectado al menos 20 propiedades que presuntamente pertenecen a Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos dentro de la delegación Tláhuac, principalmente en las colonias Zapotitlán y Tempiluli.

Los predios e inmuebles han sido ubicados en las últimas dos semanas y tienen como referencia que las casas están pintadas de blanco, las azoteas son rojas y prevalece una herrería similar en todas las construcciones, de acuerdo con operaciones de inteligencia y sobrevuelos realizados por la Secretaría de Seguridad Pública.

Además de las indagatorias pie-tierra que se han efectuado con policías encubiertos para abundar en los datos”, de acuerdo con una fuente que participa en la indagatoria entrevistada por Excélsior.

Son construcciones muy amplias, predios que superan los mil metros cuadrados y se han construido en los últimos tres años. Después de esta investigación se integrarán a la carpeta de investigación para solicitar los cateos respectivos”.


Las fuentes consultadas indicaron que en algunos casos, entre una construcción y otra hay menos de 500 metros de distancia, tal es el caso de las que se ubican en la colonia Tempiluli, donde fueron señaladas siete casas.

En la colonia Tempiluli hay identificadas siete construcciones casi con el mismo diseño, mismas que son recientes, no tienen más de cinco años que han sido edificadas, aunque no podemos saber si todas están habitadas, son de llamar la atención porque son zonas de estratos muy bajos y esas construcciones sobresalen de las demás, que incluso están en obra negra”, refirió un mando policial.

Autoridades del Gobierno de la Ciudad de México señalaron que, de no tratarse de inmuebles de El Ojos –abatido el pasado 20 de julio por efectivos de la Marina– o su organización, los propietarios deberán acreditar su legítima propiedad.

No hemos dejado de sobrevolar esta zona y hemos detectado que posiblemente algunas casas no están habitadas y más ahora con toda la investigación que se sabe que se está llevando a cabo por parte de la Procuraduría General de la República y también del Gobierno capitalino”, expuso la fuente consultada.

SU ORIGEN: DE INVASORES

Familiares de Felipe de Jesús Pérez Luna, entre ellos, su esposa, Ángeles Ramírez Arvizu, y su madre, Martha Luna, son identificados por pobladores de la colonia La Nopalera así como por representantes de algunas organizaciones civiles como gente que se dedicaba a invadir y regularizar predios.

Los familiares de El Ojos, entre ellos su esposa y su mamá, eran quienes arreglaban los papeles si quería uno regularizar un predio porque tenían la vara alta en la delegación, pero nosotros también supimos que muchos eran invadidos por la gente de Felipe y ni quién les hiciera nada; muchos de los mototaxistas que trabajaban con él siempre pedían el favor de ayudarlos con un terreno o algo donde poder vivir”, aseguró una líder social de Tláhuac quien pidió el anonimato.

La entrevistada recordó que esas prácticas comenzaron desde hace al menos una década y fue principalmente en las colonias La Conchita, La Nopalera, Zapotitlán y Tempiluli.

En la calle Falstaff, ubicada en La Nopalera, al momento de velar a El Ojos se cerró toda una manzana, misma que está controlada por halcones y allegados de Pérez Luna.

0 comentarios:

Publicar un comentario