Loading...

El olor a muerte aún se respira sobre la México 15

Loading...
Guasave, Sinaloa.- El olor a muerte y pólvora que se respiró aquel día 6 de marzo del 2011 tras la emboscada que sufrieron agentes ministeriales del Grupo de Reacción Inmediata, aún cala hondo en la memoria de quienes vieron de cerca esa amarga experiencia que marcó el comienzo de una serie de ataques armados contra fuerzas estatales en territorios de Guasave.

La emboscada a Ministeriales el 6 de Marzo de 2011 

El reloj marcaba las 13:40 horas de ese día, cuando el ruido de las primeras ráfagas escuchado por habitantes del norte de la ciudad no presagiaba nada bueno, y así fue, pues se trataba de una agresión ocurrida en dos episodios, el primero en el cruce de la México 15 y canal 23 (entrada a Guayparime) y otro más a la altura del estadio de beisbol Francisco Carranza Limón, sobre la carretera federal.

Inesperado ataque.

La emboscada al grupo especial de la Policía Ministerial sucedió cuando circulaban en tres camionetas Chevrolet por la carretera México 15, en dirección al sur. El pequeño convoy era conformado por un Jeep color gris de modelo reciente, al parecer asegurado, y en la caja de una patrulla iba esposado un detenido, Julio César Sánchez Ibarra, quien corrió la misma suerte que los siete policías que fueron masacrados.

Esa tarde, decenas de guasavenses que realizaban las compras en conocido centro comercial ubicado por el lateral de norte-sur vivieron momentos de terror, pues el segundo ataque armado ocurrió a pocos metros de estas instalaciones. Por fortuna, en una maniobra de seguridad, los clientes fueron resguardados en un cuarto por personal de dicha tienda con la finalidad de no ser alcanzados por las balas.

Para ese momento la circulación vial por la carretera Internacional estaba cerrada en ambos carriles, y es que las detonaciones de rifles de alto poder no paraban.

Completamente destrozadas quedaron la mayoría de las patrullas de la Policía Ministerial.
Las víctimas.

En la emboscada fueron abatidos los agentes ministeriales José de Jesús Rufino Parra, Carlos Humberto Villegas Favela, Félix Ramírez Osuna, Martín Juvenil Vázquez Gutiérrez, Ernesto Félix Rubio, Óscar de Jesús García Guzmán y otro que solamente fue identificado como Raymundo.

La otra persona que perdió la vida fue Julio César Sánchez Ibarra, quien era trasladado a Culiacán.

Quienes corrieron con mejor suerte ese día fueron José Luis Ibarra, entonces coordinador de la Unesa, cuatro agentes y un civil. 

Una vez que llegó la calma al lugar arribaron elementos de las diferentes corporaciones policiacas para resguardar la escena y apoyar a los heridos.

Era sólo el comienzo...

A este hecho se sumaron el ataque en El Burrión ocurrido el 26 de mayo, con saldo de un polícia muerto, y la emboscada a escoltas del entonces secretario de Seguridad, Frank Córdova, el 15 de julio del mismo año, ahí murieron 10 policías.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario