EX MANDO POLICIACO LO DETIENEN POR SERVIR A ZETAS Y LO ABSUELVEN Y LIBERAN 9 AÑOS DESPUÉS

Un ex mando policiaco de Tabasco que fue acusado de formar parte de la organización criminal de Los Zetas recuperó su libertad tras ser declarado inocente... 9 años después de su captura.

Manasés Flores Angulo, ex subdirector administrativo de Seguridad Pública del municipio de Paraíso, abandonó el Penal Federal de Oaxaca, luego de que el Segundo Tribunal Unitario de Toluca revocara la condena de 10 años de prisión que estaba muy cerca de cumplir.

De acuerdo con el fallo del tribunal, que preside la magistrada Angélica Díaz Pérez, después de que el expediente fuera depurado de las pruebas ilícitas, no quedó una sola evidencia que relacionara al sospechoso con el grupo delictivo.


El 1 de abril de 2008 la Procuraduría de Tabasco y el Ejército detuvieron a 12 agentes y funcionarios municipales, así como dos civiles, presuntamente implicados en el atentado que el día anterior había sufrido Saturnino Domínguez Javier, subdirector de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Paraíso.

Flores Angulo era uno de los detenidos y, junto con los demás, fue arraigado primero por la Procuraduría Estatal como sospechoso de tentativa de homicidio y una semana después por la PGR, por señalamientos que los vinculaban con Los Zetas.

Al final, el Ministerio Público local no le imputó a Flores Angulo ningún ilícito por el atentado, pero la PGR sí lo consignó al Penal Federal de El Rincón, en Nayarit, por delincuencia organizada y delitos contra la salud.

La imputación federal era que, junto con sus 11 compañeros, estaba coludido con una célula dirigida por "El Comandante Toro", a quien informaban de los operativos y retenes que pudieran obstaculizar el trasiego de drogas en los municipios de Comalcalco y Paraíso.

En el 2013 el Juzgado Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca absolvió a Flores de delitos contra la salud, pero lo sentenció a 10 años 3 días de prisión y una multa de 12 mil 375 pesos por delincuencia organizada, según la causa penal 72/2008.

Al tabasqueño le confirmaron el castigo en segunda instancia, pero litigó hasta que el Cuarto Tribunal Colegiado Penal de Toluca invalidó la mayoría de las pruebas en su contra, debido a que se obtuvieron como consecuencia de una detención ilegal.

Según ese resolutivo, lo privaron de su libertad sin orden de aprehensión, ni de localización y presentación; y la autoridad tampoco justificó su detención como un caso urgente o flagrante, las únicas condiciones para que el MP pueda proceder sin orden judicial.

0 comentarios:

Publicar un comentario