Loading...

Huyen ambulantes ligados al CIDA acusados del "levantón" de Karla de los Ángeles en Acapulco...narcos disfrazados de "vende-aguas"

Loading...
La célula del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), dedicada al halconeo, distribución y venta de droga al menudeo sobre la costera Miguel Alemán, esta detrás de la desaparición de Karla de los Ángeles en el Puerto de Acapulco. 

De acuerdo con el testimonio de uno de los integrantes de esta organización criminal, establecida desde hace una década en el Puerto, el modo de operar que han desarrollado para la captación de víctimas, es la oferta de trabajo en vía pública por 300 pesos diarios.

Excélsior entrevistó a El Kori en la colonia Zapata, considerada la zona más peligrosa del Puerto de Acapulco. El Kori no alcanza los 20 años, es delgado y está quemado de la piel por la exposición al Sol; él accedió a la entrevista por “el estrellato” de su imagen, dice, “para que conozcan quién es su padrino”.

Integrante del Cártel Independiente de Acapulco, conoce a Sergio, Elías, El negro y Laura, presuntos autores de la desaparición de Karla de los Ángeles, se dedican a la venta de aguas para disfrazar el comercio de cocaína, mariguana y sus labores de vigilancia a los movimientos de las Fuerzas Armadas, Policía Federal, Gendarmería y personas que, a su consideración, son sospechosas.

Ellos nos contratan (El CIDA) para vender agua, pero realmente vendemos también droga, estamos al pendiente de todo lo que pasa, cuando vemos que vienen los militares tenemos que avisarles, mandarles un mensaje.

El modo de operar de este grupo criminal para captar víctimas de trata de personas, es ofrecerles trabajo de venta de agua en la Costera Miguel Alemán con un sueldo de 300 pesos diarios, durante una semana las dejan que realicen sus actividades, después nadie las vuelve a ver.

Se contratan para que vendan aguas se les da un precio de 300 pesos, de ahí se les envía al jefe para que él decida qué van hacer con ellas”, contó.

Hasta el momento las autoridades ministeriales de Guerrero, siguen con las investigaciones en torno a la desaparición de Karla de Los Ángeles, de los principales señalados por Maribel Gómez ya no se encuentran en la zona.

Solamente este sábado, Elías Juárez Ramírez, estuvo un par de horas en la Costera Miguel Alemán esquina con Wilfrido Massieu.

Incluso domingo y lunes, parte de la costera Miguel Alemán en su cruce con Wilfrido Massieu y la avenida Cuauhtémoc con Manuel Gómez Morín, se encuentra sin vendedores ambulantes; sólo una discreta unidad de la Policía municipal resguarda estas dos zonas.

El pasado 17 de agosto Maribel Gómez denunció que comerciantes de Acapulco secuestraron a su hija mayor, de 18 años, y las autoridades del estado no le hacen caso.

Secuestrarón a joven que vacacionaba en Acapulco; piden dinero para no prostituirla

En el caso de Karla de los Ángeles, el fiscal de Guerrero, Xavier Olea, indicó que existen muchas contradicciones de parte de la madre de la joven.

México.- Karla de los Ángeles fue secuestrada, siendo menor de edad, desde hace tres meses y medio en Acapulco, Guerrero, a donde llegó con su madre y su hermana de vacaciones y permanecían en el puerto vendiendo pelotas.

Maribel Gómez, madre de la joven, asegura que una red de tratantes apoyada por vendedores ambulantes en el puerto son quienes tienen a su hija a quien prostituyen.

El caso que comenzó como una campaña de búsqueda se ha ido enturbiando por inconsistencias que ven en la Fiscalía General de Guerrero.
La versión de la madre

Las tres mujeres llegaron en abril a Acapulco, procedentes de la Ciudad de México,para vacacionar. Y en el puerto, la madre de las jóvenes, que es comerciante, pidió ayuda a un conocido para vender pelotas en la costera Miguel Alemán por 20 días para lo que rentaron un cuarto.

La noche del 30 de abril, su hija mayor, Karla, ahora de 18 años de edad, salió de su casa y dijo que iba a la tienda, pero ya no regresó.

La madre de la joven dijo a Imagen Noticias que interpuso la denuncia 11 días después de la desaparición porque en la Fiscalía le dijeron que tenían mucho trabajoy no podían atenderla de inmediato.

Sin embargo, un hombre que le ofreció empleo le dijo que él tenía a Karla. Que cenaron juntos; que la jaloneó y golpeó.

Los mismos vendedores ambulantes le revelaron que tenían secuestrada a su hija y le mostraron la ropa que llevaba la joven cuando se le vio por última vez, sucia y con sangre.

Asimismo, la madre describió que un hombre identificado como Elías Juárez le dijo que su hija ya estaba en un prostíbulo de Acapulco que la dejara de buscar y se regresara a la Ciudad de México o la mataría.

Además, un policía del Ministerio Público de Acapulco le reveló que Karla sí es prostituida en Acapulco y que le diera 300 mil pesos para que él se la regresara.

Hace un mes, Maribel regresó a la Ciudad de México donde ha recibido llamadas de quienes dicen son vendedores ambulantes de Acapulco y le piden 230 mil pesos para que le devuelvan a su hija.

Comenta que pese a que ha mandado cartas al presidente Enrique Peña Nieto; al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, así como al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no ha recibido respuesta.

En este contexto, la madre, desesperada, emprendió una campaña en la Ciudad de México donde pide dinero para pagar el rescate de su hija.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario