Loading...

La muerte, acabó con su vida delictiva, fue ejecutado con balas de Ak-47

Loading...
Coatzacoalcos, Ver.- Desde muy joven se habría reclutado en la delincuencia, su “efectividad”, lo catapultó al crimen organizado.Fue capturado varias veces por seguridad local, estatal y hasta federal de lo que derivó incluso que pisara las celdas de penales, pero su “buen trabajo” para los líderes de células criminales, hacían que saliera al poco tiempo para volver a delinquir; pero éste jueves, su historia cambió, la suerte ya no le sonrió y murió ejecutado con balas calibre 7.62 las conocidas como cuerno de chivo o Ak-47, justo al poniente de ésta ciudad, el sector en el que trabajó más de 6 años.

Se trata de SEFERINO ALMENDRA DELGADO de 30 años de edad, (el sicario) quien cada vez que era detenido proporcionaba datos falsos, sobre su lugar de origen, entre ellos, Ciudad Isla o Cosamalopan, ambas de la entidad veracruzana,  lo cierto es que estaba avecindado en el poniente de éste puerto de Coatzacoalcos desde 2011, en que llegó y se inserto en las filas de asaltos y robos con violencia y a mano armada; desde entonces, ya utilizaba los taxis para consumar sus delitos.

En enero del 2013, fue detenido por la policía estatal junto con 3 jóvenes más, en posesión de artículos robados de una tienda en la colonia Benito Juárez norte, de éste Puerto, en la que rompieron candados y destruyeron la cámara de seguridad, huyendo en el taxi 1987 de Coatzacoalcos; aunque fue puesto a disposición del entonces Ministerio Público y posteriormente canalizado al juzgado para después ingresar al CERESO, en mayo de ese mismo año, quedó en libertad.

Meses más tarde, fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) en posesión de cocaína y marihuana; también fue recluido en una penitenciaría, en esa ocasión, por daños a la salud, pero nuevamente quedó en libertad al poco tiempo después; al salir, habría continuado pero ya con más precaución en la delincuencia organizada, para la que cometía delitos de alto impacto.

Para el año 2015, justo en noviembre, estuvo nuevamente en el ojo del huracán, cuando logró escapar de la muerte; tras ser levantado por un grupo criminal, quizá ajeno al que él, pertenecía, quienes lo tuvieron en cautiverio junto con otros dos hombres; una de las versiones policiales, es que; Almendra Delgado, escapó de sus captores de una casa de seguridad, localizada también al poniente de ésta ciudad; en su huida, encontró una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) y dio parte de que estaba él y otras dos personas secuestradas.

Al llegar los elementos de seguridad con refuerzos, encontraron a los otros dos supuestos plagiados, muertos; sus cuerpos igual que el de Seferino, presentaban fuertes hematomas en los glúteos, provocados presuntamente por tablas; además de tener los ojos cubiertos con cinta industrial y estar maniatados; Almendra Delgado habría conseguido soltarse de pies y manos y de esa forma escapar; en esa ocasión, no fue llevado ante las autoridades, pues por lo contrario, estaba en calidad de víctima de secuestro.

Otras versiones de vecinos de la misma zona del poniente, señalaron que Seferino, pertenecía a una banda criminal y que su plagio y el de las otras dos personas, obedecía a un ajuste de cuentas, además que esa casa de seguridad, era el centro de trabajo del crimen organizado y que era usada hasta como prostíbulo, incluso, que ahí llegaban personas identificadas como miembros de corporaciones policíacas.

Éste año, apenas el 7 de agosto; en un operativo de la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR), SEDENA y SSPE, Seferino, fue capturado nuevamente; ahora con 8 personas más, esto en la colonia 5 de Febrero, también la poniente de ésta localidad porteña; en ese operativo se decomisaron armas de fuego, droga, una camioneta robada, cuya víctima, de acuerdo con su propia confesión, fue asesinada y arrojada a un canal de aguas negras, por no tener para el pago del rescate; también les fue asegurada una casa de seguridad ubicada en el 513 de la Agustín Lara y el taxi número 216, cuyo concesionario, dijo no haber estado enterado para que se utilizaba su unidad.

Días después, el gobernador Yunes Linares, habló sobre la desarticulación de una peligrosa banda criminal en Coatzacoalcos, a los que vinculó con Hernán Martínez Zavaleta (comandante H), se trataba de los mismos 9 detenidos en el citado operativo y que días después, el 16 de agosto, la Fiscalía General del Estado (FGE), informó sobre la formal vinculación a proceso de 8 de ellos como presuntos narcomenudistas, el noveno, es menor de edad, por lo que fue canalizado a la Agencia de Responsabilidad Juvenil. 

Y 8 días después de haber sido vinculado a proceso; Seferino Almendra Delgado, quien en sus anteriores arrestos y para guardar su identidad había proporcionado el nombre de un familiar de él, (Alberto o José Alberto García Delgado) quien incluso fue uno de los detenidos en ese operativo del 7 de agosto pasado, con lo que se descubrió su verdadero nombre (Seferino); salió nuevamente en libertad.

Un abogado que se hizo cargo de su caso, habría solicitado al Juez de Control, una revisión de medida, de acuerdo con el 161 al 163 del nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales, reformado en junio del año pasado y avalado por el Congreso de la Unión; con esos beneficios otorgados a los vinculados a proceso, Seferino, logró evadir nuevamente la prisión.

Salió del penal al filo de las 16:00 horas de éste jueves 24 de agosto y tres horas después, a las 19:00 con 15 minutos, fue acribillado por un comando armado con el que protagonizó junto con otro acompañante un enfrentamiento a balazos que terminó en la colonia Benito Juárez, muy cerca de dónde fue capturado el día 7 de este mes y en la que fue su zona de trabajo durante más de 6 años; su cuerpo y el de su acompañante, quedaron bañados en sangre a causa de las balas de un fusil Ak-47 en el interior del taxi 2353.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario