La relación de Flores Hernández con el cártel de Sinaloa

Como resultado de unas largas investigaciones, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló al mexicano Raúl Flores Hernández y a su organización de tráfico de drogas como narcotraficantes significativos.

Además de Flores y su organización, la OFAC identificó a 21 mexicanos y 42 entidades que brindan apoyo a las actividades delictivas de los narcotraficantes en cuestión y/o son controladas por la organización Flores, sus miembros y asociados de confianza.

Ésta es la acción más grande realizada por la OFAC en contra de una red mexicana de narcotráfico. En consecuencia, todos los activos de los individuos y de las entidades señaladas se encuentran bajo la jurisdicción o control de Estados Unidos. Además, a los ciudadanos americanos se les ha prohibido establecer negocios con ellos.


El día de hoy, la Procuraduría General de la República aseguró diversos bienes pertenecientes a Raúl Flores Hernández y su organización, incluyendo el Gran Casino ubicado en Guadalajara. Los decomisos tuvieron lugar gracias a la investigación hecha por la OFAC, en coordinación con la DEA, Investigaciones de Seguridad Interior, Aduanas y Protección Fronteriza y dependencias del Gobierno de México, tales como la PGR y la Unidad de Inteligencia Financiera, las cuales, entre otras cosas, aplican sanciones que quebrantan las organizaciones narcotraficantes.

A pesar de que opera de manera independiente, Raúl Flores Hernández mantiene alianzas con el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Jalisco Nueva Generación. Sus relaciones con los líderes de estos carteles son las que le han permitido operar desde 1980 en Guadalajara y la Ciudad de México. Sin embargo, en marzo de este año se hicieron acusaciones federales en su contra en el Distrito de Columbia y el Distrito Sur de California.

La organización Flores incluye un gran número de miembros de la familia Flores Hernández y miembros de confianza, en quienes confía para realizar actividades de lavado de dinero y adquirir bienes en su nombre. Los miembros de la familia designados el día de hoy, así como los asociados y las entidades utilizadas por la organización, fueron publicados por la DEA.

Entre los asociados designados por la OFAC, resaltan los nombres del futbolista Rafa Márquez y el cantante Julión Álvarez, quienes han mantenido relaciones con Flores Hernández durante un largo tiempo y han actuado como su prestanombres y de la organización. A su vez, señalaron a Mauricio Heredia Horner y Marco Antonio Fregoso González por actuar en nombre de Rafa Márquez.

0 comentarios:

Publicar un comentario