Asesinan a niño de ocho años y agreden a novia del padre

Un niño de ocho años fue encontrado muerto la noche del miércoles en Elda mientras la pareja sentimental de su padre de acogida era agredida en el domicilio familiar, en el número 26 de la céntrica calle Quijote.

La Policía tuvo conocimiento de lo ocurrido cuando una vecina del edificio alertó a Emergencias del atroz suceso a través de una llamada telefónica.

A pesar de que las primeras informaciones que se conocían anoche afirmaban que la mujer había sido violada, en la mañana del jueves los familiares de la mujer aseguraron que no fue violada ni sufrió ningún tipo de agresión sexual.

La mujer, que está embarazada de cuatro meses, se encontraba atada y amordazada con visibles signos de haber sido golpeada mientras el niño yacía inmóvil en el suelo.


La versión de la novia del padre señalan que dos hombres atacaron a la mujer y al niño cuando salían de su vivienda.

Según las fuentes consultadas, el pequeño se encontraba semidesnudo, al igual que la pareja de su padre de acogida, que tiene unos 30 años de edad y fue trasladada en estado de shock al Hospital General Universitario de Elda donde ha permanecido ingresada toda la noche.

El padre del menor también recibió esta madrugada el alta médica después de ser trasladado a Urgencias con un ataque de nervios e ira que obligó a los agentes a esposarlo para que no se autolesionara.

Sin embargo, los intentos del personal sanitario desplazados a la vivienda por intentar que el menor recuperase las constantes vitales fueron inútiles. Su cadáver fue trasladado por los servicios funerarios hasta el Instituto de Medicina Legal de Alicante para determinar la causa del fallecimiento, y tratar de encontrar pruebas biológicas del autor o autores. La autopsia ha señalado como posible causa de la muerte la asfixia aunque sin aportar datos concluyentes para la investigación.

Sobre las diez de la noche los agentes de la Policía Local acordonaron la calle mientras los miembros del grupo de Homicidios, de la Policía Judicial y de la Unidad Científica del Cuerpo Nacional de Policía permanecieron más de cinco horas buscando pruebas en el domicilio, y también recabando testimonios para tratar de esclarecer el caso lo antes posible. Incluso estuvieron buscando entre los contenedores y papeleras de la calle y también debajo de los coches estacionados por si los delincuentes hubieran tratado de ocultar algún tipo de arma o algún pasamontañas.

En la tarde del jueves, la novia del padre de acogida del niño fue trasladada por la Policía Nacional al domicilio para participar en la reconstrucción de los hechos. La mujer salió de un coche policial cojeando, con el rostros desencajado, varios moratones visibles y un brazo en cabestrillo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...