Así aniquilaron al abogado de “El Babay” operador del CJNG en Baja California

El también ex subprocurador Carlos Palos Arocha fue ejecutado por cuatro sicarios frente a su despacho, a 50 metros de la Comandancia de Policía, en el fraccionamiento Juárez. Hay tres líneas de investigación, en las cuales se incluye la rivalidad de Abraham Cervantes Escareaga con el CJNG

“Era ya un blanco muy visible, creo que los casos en los que ha participado los expusieron en mucho, pero su aparición como defensor de ‘El Babay’ fue crucial para atraer los reflectores y colocarse dentro de los blancos principales para grupos rivales a este personaje”, reveló un efectivo de inteligencia militar en Baja California Sur, luego de la ejecución del licenciado Carlos Palos Arocha, ex subprocurador y abogado defensor de Abraham Cervantes Escareaga “El Babay”.

El despacho donde fue asesinado, se localiza en las calles de Insurgentes, entre Del Tesoro y Coromuel, del exclusivo fraccionamiento Juárez en La Paz; a solo 50 metros se encuentra la Comandancia de Policía, donde solo hay un agente.

“Qué hacía el compañero, sólo esperar a que pase el evento y denunciar vía radio, no había mucho que pudiera hacer, pues sabemos que son personas preparadas y lo principal, lo superaban en número y no sabemos si traen armas largas, cosa que con una simple pistola nueve milímetros no se puede hacer mucho. No tiene caso hacerse el héroe en estos casos”, lamentó un agente adscrito a la Policía Municipal y Mando Mixto Policial.

De acuerdo a las investigaciones, fue alrededor de las 9:30 am del miércoles 23 de agosto, cuando la víctima “no sabemos si salió o iba llegando, aún está por corroborarse, pero en el sitio ya lo esperaban los sicarios”, dio a conocer un agente de Investigación de la Policía Ministerial adjunto a Homicidios.

Las indagatorias revelan que los cuatro sicarios que dieron muerte a Palos Arocha aguardaban en un vehículo “tipo Jetta”, de color blanco, mientras la víctima fue visible se localizó dentro de su vehículo Volkswagen Vento de color gris, de un momento a otro, los atacantes se aproximaron y dispararon en repetidas ocasiones.

“Falta determinar a través de videos de viviendas cercanas si los atacantes se acercaron a pie o desde el vehículo dispararon, que pudiera ser la segunda, por la evidencia que se encontró”, agregó el agente de investigación.

Los asesinos, según revelaron los agentes a ZETA, utilizaron armas cortas para dar muerte al abogado, nueve impactos de bala en el cristal delantero, los cristales laterales estaban destrozados, impactos de entrada y salida en la puerta del copiloto, lo que denota que la agresión se originó de la zona de calle o piloto y frontal del vehículo, por lo cual se deduce pudieron participar dos pistoleros.

De entrada los elementos de Homicidios informaron que la víctima alcanzó a ver a sus atacantes, al menos tuvo tiempo para tratar de huir de los disparos como si ya esperara agresión de algún tipo, pues el cuerpo de Palos Arocha fue localizado recostado sobre su lado derecho, cabeza interna en la zona inferior entre el tablero y el asiento, por donde se encuentran los tapetes; vestía playera de color gris o café, pantalón de mezclilla azul y, de acuerdo a los informes, tenía impactos de bala en pecho, espalda y uno en la cabeza, “al parecer y a simple vista cuatro”.

Al reporte acudió la unidad paramédica de Protección Civil Municipal de La Paz, que además de la revisión y certificación de la muerte, atendió a una de las compañeras de Palos Arocha, la cual sufrió de crisis nerviosa al ver a la víctima.

Según el informe, una de las testigos afirmó que se estacionó detrás de la víctima, y al ver que él no descendía de la unidad, se acerca, pues el automóvil aún estaba en marcha, al ver la escena entró en crisis. No pudo corroborar la escena del ataque, parece que acaba de ocurrir momentos antes de que llegara y fue atendida por una paramédico.

Minutos más tarde, una mujer que “suponemos es su pariente, llegó al sitio donde ya la esperaban algunos amigos y amigas, la persona de inmediato fue consolada”, agregó, luego de que personas cercanas a la víctima se concentraran a sólo unos metros del incidente.

El día en que Carlos Palos Arocha se evidenció como defensor de líneas criminales, fue en el juicio y re-aprehensión de El Babay a las afueras del Juzgado del Poder Judicial de la Federación.

Erasmo Palemón Alamilla Villeda, procurador general de Justicia en el Estado, indicó que “la carpeta se inició desde ya, se tiene que iniciar de inmediato, se está trabajando en ella, mis compañeros agentes investigadores, los peritos, están trabajando ya para el esclarecimiento, como se hace en todos y cada uno de los asuntos que son competencia nuestra”.

Las líneas de investigación

“Siempre que nos lo encontrábamos en el oficio y a como están las cosas, lo que siempre le dijimos era que se dejara de chingaderas, eso de operar o trabajar para células criminales no deja nada bueno, siempre lo hemos sabido, qué pasó con este joven abogado que acribillaron afuera de otro despacho jurídico, le dieron piso, lamentablemente nunca hizo caso y hoy vemos los resultados”, recordó un abogado litigante que conoció a Palos Arocha en el oficio.

El abogado y defensor de “El Babay”, ex líder de plaza de narcomenudeo en Los Cabos, llevaba gran variedad de casos criminales, aunque no han sido revelados por la fuente; se sabe que constantemente llevaba casos de narcomenudistas, sicarios y líderes de plaza, tanto para Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) o Tijuana Nueva Generación (CTNG) y del Cártel de Sinaloa; de este último se han señalado casos como los de “El Simón” o “El Sepulturero”.

Sin embargo, hay criminales y ex funcionarios públicos a los que el propio Palos Arocha como servidor público encerró, por lo cual no se descartan los móviles que pudieron involucrarse. De acuerdo a la fuente de información, contemplan algunas líneas de investigación sólidas para llevar a los presuntos responsables.

Aquí algunos de los móviles, según la investigación abierta:

* Su vínculo directo con el caso “Babay”, pues es sabido que desde el 26 de junio, Palos fue exhibido como defensor de Abraham Cervantes Escareaga, lo que pudo detonar un ataque del mismo grupo por incumplir con la promesa de librar el proceso penal federal.

Abraham Cervantes Escareaga, “El Babay” fue detenido la madrugada del 19 de junio del 2017, fue llevado a audiencia al mediodía del 26 de junio.

* Rivales de la organización criminal de Jalisco, en la búsqueda de sacar de la jugada a “El Babay” y dejarlo tras las rejas y poder disputar el territorio.

* Venganza de ex funcionarios públicos que se encuentran presos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de La Paz, y que en el periodo en que Palos se desempeñó como servidor público, pudo encerrar tras vincular de acciones criminales en el Estado.

De acuerdo a las indagatorias, habría una orden de aprehensión en contra del abogado y otros de sus clientes, como los hermanos Alberto y Luis Coppola Joffroy, este último ex senador por Baja California Sur, acusados por malos manejos del Consejo de Administración de Inversiones El Vigía, SA de CV en periodos desde 2006 a 2012, situación que costó órdenes de aprehensión.

Sin embargo, por la cercanía que mantenía con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Palos Arocha pudo amparar con previo aviso de servidores públicos, a sus clientes y también a su favor hasta el día de su muerte.

El subprocurador de Averiguaciones Previas de la PGJE forma parte de ex los funcionarios públicos agredidos a balazos y privados de la vida, así como:

* Carlos Miguel Calderón Hinojosa “El Virolo”, de 39 años de edad, ejecutado el 23 de agosto de 2014 en La Paz. Perteneció al equipo de gira del ex gobernador panista Marcos Covarrubias Villaseñor. Adscrito a la Policía Estatal.

* Narciso Cota “El Chicho”, ultimado el 29 de agosto de 2016 a bordo de un auto Toyota Corolla de reciente modelo. Perteneció a la Policía Estatal.

* Carlos Palos Arocha, ejecutado el 23 de agosto de 2017. Elemento de la PGJE.

“En cada uno de los caso hemos emitido el reporte respectivo y de los supuestos en los que ha habido agresiones tanto a las afueras del Cereso en dos ocasiones, a dos compañeros en la Policía Ministerial en San José del Cabo que estaban en servicio, y ex servidores públicos al licenciado Palos. Tenemos líneas muy sólidas de investigación y algunas incluso ya las hemos compartido con la Procuraduría General de la República”, explicó Erasmo Palemón Alamilla Villeda.

La PGJE informó a ZETA que en el caso abogado penalista de inmediato se abocaron a atender el asunto en Homicidios, y a la vez reconoció que Palos “laboró en esta Procuraduría desde 2011 con distintas responsabilidades”, entre éstas, subprocurador de Control de Procesos; subprocurador de Averiguaciones Previas; subdirector de Dictámenes; encargado de la subprocuraduría de Averiguaciones Previas y como encargado del área de Amparo.

El 30 de octubre de 2015, al inicio de la actual administración gubernamental, fue separado de su cargo.

Para el caso del ahora fallecido, en lo que respecta a la PGJE “ya se integra la carpeta de investigación, en cuanto haya algún resultado se dará a conocer oportunamente”, finalizó el procurador.

Caso “Babay” lo exhibió

La madrugada del 19 de junio de este año, el abogado fue llamado para defender un importante cliente por delitos como narcomenudeo, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y delincuencia organizada.

“Prefirió el dinero fácil, el dinero de esta índole no deja nada bueno, en este medio debes tener mucho cuidado y creo que no tomó en consideración que estás jugando con fuego cada vez, y eso lo llevó mal. Digamos se salió de control, ya todos supieron el caso que traía y por ahí le fue mal”, expresó un abogado litigante en materia penal.

No obstante, tras la detención de “El Babay”, uno de los principales líderes del narcomenudeo principalmente en Cabo San Lucas que en los últimos meses buscó apropiarse de la zona de San José del Cabo, “autoridades federales traían ya la instrucción de desarticular el conflicto”, lo que requirió la atención de Palos.

En resumidas cuentas, ante la necesidad para afrontar un proceso por narcomenudeo, armas de uso exclusivo del Ejército, así como colusión de servidores públicos y delincuencia organizada, se requería un perfil con contactos dentro de las instituciones, capaz de librar una batalla contra fiscales federales, lo cual fue valorado por el abogado antes mencionado por recomendaciones e historial de casos de presuntos delincuentes.

Fue al mediodía del lunes 26 de junio que se llevó a cabo la audiencia en el Juzgado del Poder Judicial de la Federación, ante el juez federal Eduardo Velasco Treviño, donde el abogado defensor estuvo presente en el procedimiento que duró más de nueve horas.

A “El Babay” supuestamente se le aseguraron dos rifles de asalto, una pistola 9 milímetros, cuatro cargadores abastecidos con 75 cartuchos útiles, una maleta con más de 19 millones 246 mil pesos en efectivo y droga:

* 155 envoltorios de clorhidrato de metanfetamina con un peso de 36.9 gramos.

* 123 envoltorios de cocaína, equivalentes a 37.3 gramos.

* 26 envoltorios de marihuana (214 gramos).

* Una bolsa con 46.2 gramos de cocaína.

* Una báscula gramera.

Las pruebas fueron presentadas por el fiscal federal, además de que se dio a conocer que la detención del cliente de Carlos Palos se realizó sin un solo disparo cuando conducía un automóvil en las calles del centro de Cabo San Lucas; cuestión suficiente para que el abogado pudiera cuestionar la investigación y echar abajo el caso, lo cual significó “un triunfo para él y su distinguido cliente, el alegato que hizo y con sustento, fue que la detención habría sido inválida, pues con el uso de la fuerza ingresaron al domicilio de ‘El Babay’ y lo detuvieron en compañía de su esposa, era difícil de explicar todo lo asegurado y acomodado en el vehículo. Bastó la intervención de los hijos del imputado para que se determinara la libertad por el mal procedimiento”, expuso un agente del Grupo de Coordinación.

De acuerdo a las pruebas otorgadas por Palos Arocha en la audiencia, logró acreditar que su cliente fue detenido en su domicilio ubicado en el fraccionamiento El Pedregal de Cabo San Lucas, y no en las calles de la zona centro, como lo dio a conocer la propia Secretaría de Gobernación a través de un boletín informativo difundido.

Lo que algunos expertos penalistas dieron a conocer a ZETA es que desde el principio era un caso ganado, “nadie quería (tomarlo) por tratarse de imputados a la delincuencia organizada, además todos saben quién es ‘Babay’”, por lo cual el triunfo era esperado, pero al enfrentarse a la defensa, el fiscal federal buscó hacer tiempo para que la parte acusadora prepara un nuevo caso, un plan B, y poder retener al imputado tras las rejas.

Palos Arocha fue ejecutado a las afueras de su despacho jurídico a bordo de un vehículo de color gris que acababa de ser sacado de la agencia, la unidad aun estaba en marcha cuando fue encontrado muerto, recostado a su lado derecho entre el tablero y el asiento.

Así fue como ocurrió la noche, casi madrugada, en que “El Babay” fue liberado y reaprehendido. Palos Arocha lo acompañó hasta que fue trasladado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por elementos de la Secretaría de Marina. Incluso en el sitio se le vio desconcertado.

Esa noche su abogado defensor se notó preocupado ante el resultado de varias horas en la audiencia, después de la confianza de tener contra la espada y la pared al fiscal, nunca se imaginó que el tiempo fue para aplicar ese plan B que daría como resultado “sentenciar de alguna manera al abogado, pues no estaba evitando que su cliente quedara tras las rejas”, señaló uno de los efectivos de la militares.

Una vez ejecutada la nueva orden de aprehensión, llegaría la preocupación, pues el abogado nunca esperó que al salir del Juzgado se hiciera efectiva.

La alerta de Estados Unidos

Esta guerra encarnizada entre células criminales de Sinaloa, establecidas principalmente en San José del Cabo, y la célula comandada por “El Babay” a través del CJNG, logró una pugna considerable, peleas sin cuartel en las calles de Los Cabos, lo que empujó a la emisión de una nueva alerta por parte del Departamento de Estado de Estados Unidos, advirtiendo a sus connacionales que viajan a las diferentes ciudades de México, incluyendo los destinos de Baja California Sur como La Paz y Los Cabos, sobre el riesgo ante las actividades de organizaciones criminales en esas áreas; dicha advertencia de viaje reemplaza la emitida el 8 de diciembre de 2016.

En el caso de la entidad que incluye a estos dos municipios, menciona que “la actividad criminal y la violencia, incluyendo el homicidio, siguen siendo un problema en todo el estado. Tenga cuidado, cuando Baja California Sur siga experimentando una alta tasa de homicidios”.

Con referencia a lo anterior, se podría estar hablando de 207 personas privadas de la vida en 2016; mientras que en lo que va de 2017, la cifra es superior a los 280. La alerta señala que la “pugna entre grupos criminales han resultado en delitos violentos en áreas frecuentadas por ciudadanos estadounidenses, además de que en los incidentes, personas inocentes han sido heridas y los hechos se manifiestan a todas horas”.

La alerta actualizada contempla lo que denominan Batallas Territoriales (Turf Battles) entre grupos criminales, pero lo que condena el Departamento de Estado son (tiroteos en los que inocentes han resultado lesionados inclusive durante el día, y lo que más preocupa, en sitios en los que los ciudadanos norteamericanos se hacen más presentes o que frecuentan.

Los hechos sangrientos registrados con gran proporción, al menos hasta el mes de julio, evidenciaron la imposibilidad de las fuerzas de los tres niveles de gobierno para abatir los índices delictivos. Más aún, quedó evidenciada la descomposición social, al ser desmantelada por grupos criminales, una red de “chiquinarcos” que a una edad entre 14 y 23 años operaban una red de distribución de estupefacientes.

Un hecho que sin duda empujó al Grupo de Coordinación de Seguridad Pública a redireccionar las estrategias y operativos de seguridad, fue el atentado que sufrió una familia en la conocida Playa Palmilla, con distintivo Blue Flag, donde cinco personas perdieron la vida, tres en el lugar y dos más en el hospital.

Asimismo, entre los hechos de sangre que han comprometido al turismo, destaca la persecución y balacera en plena zona hotelera de San José del Cabo, cuando policías persiguieron a un presunto sicario en marzo, culminando en el lobby del hotel Hyatt Ziva.

Además la ejecución de Carlos Ignacio Vázquez “El Barbas” o “El Caloso”, operador para el CJNG, muy cerca del hotel Grand Mayan de San José; lamentablemente en este enfrentamiento resultó lesionada una persona de origen norteamericano, identificada como Carol “N”, de 60 años y originaria de Pennsylvania. El gobernador Carlos Mendoza y el alcalde cabeño Arturo de la Rosa condenaron el acto.

En el narcomensaje aparecido en el Jardín de Niños, amenaza con aumentar la violencia, pero también ir contra Ministerios Públicos y agentes que operaron para dejarlo tras las rejas.

“Hemos venido realizando diversas acciones por todos los integrantes del Grupo de Coordinación de Baja California Sur a fin de ir bajando el índice delictivo y sobre todo los hechos de violencia que algún momento han repuntado, y que afortunadamente van a la baja, vamos a continuar haciendo el reforzamiento implementando en las playas y las áreas del turismo, y sobre todo en las colonias donde se tiene antecedentes de hechos de esta naturaleza; de igual manera los sobrevuelos de helicópteros de la Marina y la Policía Federal”, manifestó Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de Gobierno y vocero del Grupo de Coordinación.

Ante estos sucesos, se ha redoblado la vigilancia y establecido una estrategia redireccionada a la protección de los puntos vulnerables, sin descuidar la zona turística, principal fuente económica del Estado.

“Hemos blindado las zonas de mayor afluencia con la presencia de las fuerzas federales y, afortunadamente, hemos tenido un resultado muy favorable. La actividad turística se desarrolla con total normalidad”, agregó De la Peña.

En cuanto a la alerta emitida por Estados Unidos, Baja California Sur recibió un impacto que han tomado en cuenta, sin embargo, en voz de Luis Genaro Ruiz, secretario de Turismo del Estado, la principal preocupación se centra en la generación de nuevas oportunidades de atracción a los turistas, pues los extranjeros siguen llegando, y lo que es mejor, el turismo nacional ha tenido un aumento en zonas como La Paz y Loreto en el recién concluido periodo vacacional.

“Por supuesto respetamos la emisión de esta nueva alerta del Departamento de Estado de Estados Unidos, un hecho que respetamos pero que no compartimos, porque Baja California Sur, como lo ha venido manifestando a lo largo de su historia, es un lugar donde nuestros visitantes pueden seguir viniendo a visitarnos en un ambiente seguro, desde 2014 se han venido estas alertas y nosotros hemos venido experimentando indicadores a la alza, desde 2015 los índices de crecimiento son del 20 por ciento anual en Los Cabos, y por supuesto en Loreto y La Paz también con indicadores positivos”, externó el funcionario estatal.



Amenaza al compadre “René 00”

Desde su captura (19 de junio 2017), un conflicto se sintió en las calles, “los principales operadores de ‘El Babay’ estuvieron siendo afectados, parecía que la estructura criminal de este persona estaba debilitada, el análisis que nos dio es que estaba fracturada la relación entre los manejadores de la plaza de Los Cabos, principalmente”, se informó desde la inteligencia militar.

La muerte del ex subprocurador de Averiguaciones Previas la mañana del miércoles 23 de agosto, preocupó a los agentes de seguridad de los tres niveles, pues las dos hipótesis más fuertes en el homicidio, sitúan a grupos rivales eliminando al abogado defensor del ex jefe de plaza; por otro lado, refiere a la misma gente que opera con “El Babay” y como venganza cobró la vida del abogado.

Mientras esos resultados se esperan a través del Sistema de Investigación Balística Integrado (IBIS), hay más trabajo para el área de grafología y grafoscopía, pues la mañana del jueves 24 de agosto fue colgada una manta con narcomensaje en el Jardín de Niños Marcelo Rubio, Colonia Las Arboledas de La Paz, con el siguiente mensaje: “Estoy encerado pero no estoy muerto, me cobraron muchos millones y me dejaron, siguen uds mps y tu rene 00 voy contra ti porque me estas matando mi gente y quieres quitarme la plaza de los cabos correra sangre en baja sur, se declaro la guerra rene 00 Atte. Tu ex compadre El Babay”.

La amenaza va dirigida principalmente contra “René 00”, identificado por fuerzas de inteligencia militar como René Bastidas Mercado, compadre y colaborador de “El Babay” para el CJNG.

“La letra que se apreció inscrita en este mensaje da un claro mensaje de declaratoria de guerra entre la misma agrupación criminal si fuera el caso, además es notorio que fue escrito por una mujer, entonces hay mucho trabajo para la procuraduría”, dijo el efectivo militar.

Las hipótesis que investigan los cuerpos de seguridad se cierran más a la interpretación de contras de “El Babay” en la comisión del homicidio contra el abogado, o la que mayormente tienen en mente, que él mismo haya operado la ejecución y se cumpla la amenaza de incrementar la violencia.


El mensaje escrito denota un claro rompimiento en la misma célula criminal, en la que ha sido de nuevo declarada la guerra por el control de la plaza del sur de BCS, pues “se había dado una especie de pugna donde la caída de la cabeza llevó a que el otro operador pusiera a su gente operando, pero creo que va más allá, la plaza no ha sido dejada, sigue el mismo”, refirió la fuente militar.

Esa apreciación de las fuerzas federales deja clara una disputa por la zona sur de la entidad, en una división de la plaza, “todo viene desde administraciones pasadas, los administradores municipales dejaron que se apoderaran de una plaza, la entregaron y dividieron, como fue el caso de Sinaloa y los que ahora se disputan, Jalisco, para tener que llegar de nuevo a lo que ellos decidan; porque ese poder se les entregó y les dieron impunidad”, determinó el efectivo.

Con una Policía viciada desde administraciones que abrieron paso a las fuerzas del crimen organizado, una plaza dividida desde la administración de Antonio Agúndez Montaño, donde “sus policías municipales coludidos con el narco dejaron crecer la división entre los ya establecidos en ese momento, que eran Los Javieres en la zona de San José del Cabo, y la plaza de San Lucas en Cabo San Lucas, esa herencia tiene temblando a todo el Estado con la nueva alerta del Departamento de Estados Unidos, y que nos pone en jaque”, enfatizó uno de los elementos del Mando Mixto en Los Cabos.

Pero para aquellos elementos de seguridad que operaron en líneas criminales, la manta encontrada esta semana evidencia que también va contra todo aquel que cobró piso por operar en Los Cabos y La Paz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...