Loading...

"El 300" líder de los 'Aztecas' brazo armado del Cártel de Juárez es sentenciado... pero podría ser liberado

Loading...
Ciudad Juárez.- René Gerardo Garza Santana 'El 300', a quien la Fiscalía General del Estado (FGE) señaló de ser líder de la pandilla 'Los Aztecas', además de participar en las ejecuciones de un agente ministerial y de un policía municipal, fue sentenciado a cuatro años de prisión por un juez federal, mediante un procedimiento abreviado.

Lo procesaron por la posesión de un arma de fuego de uso exclusivo del ejército y 100 dosis de cocaína.

En las próximas horas podría quedar en libertad porque la FGE no le formuló cargos por delitos del fueron común, solamente se le juzgó por la posesión de una pistola y droga, que tenía en su poder al momento de ser arrestado.

'El 300' fue capturado la madrugada del 15 de septiembre en una habitación del hotel María Bonita, ubicado sobre la avenida Rafael Pérez Serna casi esquina con Hermanos Escobar.


Aparte de una pistola calibre .40 con balas, los agentes estatales reportaron haber encontrado 100 bolsas de plástico con cocaína, por lo que fue consignado ante el Ministerio Público Federal por los delitos de posesión de la droga y del arma de uso exclusivo del ejército, de acuerdo con las causa penal 885/2017 del juzgado de Distrito.

El día de su captura, el gobernador Javier Corral Jurado, ofreció datos que ubicaban a René Gerardo como una pieza importante en la estructura criminal y lo señaló como el responsable de los ataques que dejaron sin vida a policías de esta ciudad y de Ahumada; sin embargo, no le pudieron comprobar su participación en los hechos y nunca le formularon imputaciones por esos delitos.

¿Quien es el "300"?

Chihuahua, Chih.- René Gerardo Santana Garza es apodado El “300”, actualmente tiene 33 años y tenía a su mando cerca de 250 personas dedicadas a cometer extorsiones, venta de droga y homicidios.

Al jefe de la plaza del grupo criminal denominado los “Aztecas”, se le menciona como presunto autor intelectual del homicidio de un policía ministerial asesinado el pasado 6 de septiembre en Ciudad Juárez.

De complexión robusta, el “300” lleva tatuajes de gran dimensión en hombros y pecho, que simbolizan la lealtad al grupo delictivo del que se le considera un sanguinario cabecilla.

Datos de inteligencia policial, establecen que René Gerardo alias el “300” de 33 años, tenía bajo su mando a cerca de 250 personas dedicadas a cometer extorsiones, venta de droga y homicidios.

El 300, es entonces cabecilla de una pandilla carcelaria nacida en el sistema penitenciario de Texas, que poco a poco se ha convertido en un importante jugador en el mundo del hampa mexicano y en el factor X en la batalla por Ciudad Juárez.

El grupo Azteca cuenta con 5 mil elementos sólo en el área de Juárez y opera con una multitud de pandillas pequeñas de la ciudad, asumiendo un papel más permanente en el movimiento de drogas a través de la frontera.

La forma de operar de la pandilla que dirige el 300 se caracteriza por no tener un lugar específico, se movilizan donde es necesario el ajuste de cuentas; se trata de pandilleros sin identidad que han buscado una familia propia en la pandilla.

En lo general provienen de familias disfuncionales o de un solo miembro (padre o madre) y se han refugiado en lo que consideran su mayor familia, y por ende, no perdonan una traición.

De acuerdo con reportes del Departamento de Justicia de Estados Unidos, los Azteca es una pandilla “transnacional” que opera tanto en territorio mexicano como estadunidense con un grado de sofisticación “pocas veces visto en grupos de esa naturaleza”.

Las altas capacidades de Barrio Azteca se deben, en gran medida, al apoyo financiero y logístico que recibe del Cártel de Juárez, según reconocen las propias autoridades norteamericanas. La organización de Barrio Azteca es tal, que para evitar la intercepción de sus mensajes desarrolló códigos secretos basados en numerología y frases escritas en náhuatl.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario