Loading...

Muro de Trump no detendra al narcotrafico, afirma la DEA

Loading...
A poco menos de cinco meses de la elección presidencial en México, la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) no teme que un cambio de partido en el poder ponga en riesgo la colaboración bilateral contra el narcotráfico, declaró Robert W. Patterson, administrador en funciones, en un encuentro con medios mexicanos.

“No siento eso, no he escuchado esa preocupación durante este viaje —en México—, y Colombia está pasando por el mismo proceso de elecciones; pero en el nivel de las instituciones, siempre vamos a encontrar formas de trabajar y cooperar uno con otro”, expresó en la embajada de Estados Unidos en México.

Para Patterson, quien es administrador en funciones de la agencia antinarcóticos de la Unión Americana desde octubre pasado, la meta no es trabajar con personalidades o con políticos, “sino trabajar con instituciones; es genial cuando las personalidades se alinean, pero eso no siempre sucede”.


Y como ejemplo de lo anterior, el funcionario explicó que en Estados Unidos, cuando se construyen las estructuras de las instituciones correctamente, “no importa si yo estoy al frente, si él está al frente o si hay un nuevo partido político; la estabilidad sigue ahí, para continuar con el trabajo”.
NO A LEGALIZACIÓN

Al opinar sobre lo declarado en semanas pasadas por Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la Presidencia por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), en el sentido de que consideraría una amnistía para algunos narcotraficantes, y si eso le preocupa a la DEA, Patterson comentó que la decisión al respecto debe tomarla cada país.

“Ésa es una decisión —la amnistía— que cada país tiene que tomar. Yo veo a Colombia y pienso en las decisiones que tomaron —de otorgar amnistía a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)— y pienso que hubo algunos beneficios, pero también se generaron ciertas
preocupaciones”, explicó.

Cuestionado sobre si está de acuerdo con lo dicho por el presidente Donald Trump en su informe a la nación, en el sentido de que construir el muro fronterizo también reduciría los problemas del narcotráfico y el paso de drogas, Patterson se mostró en desacuerdo.

“La realidad es que no creo, no creo en esa afirmación —hecha por Trump—, de que eso —el muro— terminará con el problema de las drogas”, consideró el funcionario estadunidense, quien explicó que el combate al narcotráfico es un asunto muy complejo, que tiene miles de componentes.

Indicó que cualquier estrategia contra las drogas ilegales tiene, al menos, tres componentes: uno es la reducción de la demanda; otra es perfeccionar la operación de las instituciones de seguridad y de aplicación de justicia, y la tercera es reducir la oferta de drogas. Si se descuida cualquiera de las tres, no es posible el éxito, advirtió Patterson.

Al respecto, dijo que es esencial reducir la demanda de drogas en Estados Unidos, ya sea a través de la educación o por medio de la prevención.

A la pregunta de si estaba de acuerdo con la legalización de las drogas en algunos estados de su país, respondió que no.

“Personalmente no creo en la legalización, no creo que haya sido una cosa buena para Estados Unidos... ahora tenemos los resultados: reportes que muestran que aumenta el consumo de drogas en niños y la mariguana sigue siendo controlada por grupos criminales”, lamentó.

En cuanto al segundo componente, el trabajo de las agencias de seguridad, expuso que se ha avanzado muchísimo en materia de colaboración entre los países, y que no cree que la cooperación entre México y Estados Unidos se haya reducido con el presidente Enrique Peña Nieto, como han dicho algunos expertos.


Una diferencia fundamental con el pasado es que ya se acabaron los días en los que cada uno trabajaba por su cuenta... ahora colaboramos bien con el gobierno chino, con Australia, con México; todos tenemos un objetivo común, y entre más capaces nos volvamos para compartir información, seremos más eficaces”, expresó.

Patterson aseguró que en sus reuniones con funcionarios mexicanos ha insistido en que la única forma en la que la colaboración funciona es compartiendo 100% la información que se tiene sobre los cárteles de la droga y su forma de operar.


Así, si un narcotraficante manda cocaína de Colombia a Europa y a Australia, reunimos la evidencia, llegamos y lo atrapamos; y si termina en una cárcel en México, bien; (una cárcel) de Europa, bien. El punto es detenerlo”, afirmó.
CORRUPCIÓN, GRAVE


Acerca de los presuntos vínculos de exgobernadores y otros políticos mexicanos con algunos de los cárteles, Patterson piensa que “es desafortunado; creo que todos los países sufren algún nivel de corrupción, y francamente creo que (si hay) cualquier funcionario en Estados Unidos o en México en esta circunstancia, pues lo investigaremos”.

Consideró que cuando un funcionario público traiciona la confianza de quienes votaron por él, eso es particularmente grave.

El funcionario que contaba con la confianza de los ciudadanos y viola esa confianza, a veces es peor que los criminales y los narcotraficantes”.

Explicó que esta situación le parece más grave, porque le quitan a los ciudadanos el derecho que tienen a confiar en el sistema y confiar en las instituciones, y por eso los infractores de la ley deben ser investigados con rigor, y no se les deben hacer concesiones.

Se le preguntó a Patterson qué cartel del narcotráfico le preocupa más, en particular en esta era postChapo Guzmán, a lo que respondió que hay cárteles como “Jalisco Nueva Generación que, ciertamente, es de interés para la DEA”, pero explicó que no están concentrados en un solo cártel o un solo líder.

La realidad es que tenemos que trabajar contra estas organizaciones criminales, porque si quitas a una persona a la vez, un líder, eso por sí mismo no genera beneficios, pues siempre hay alguien más, ya sea un nuevo cártel o un nuevo líder que va a tomar el control”, explicó.

Por ello, el funcionario estadunidense enfatizó que hay que poner atención simultánea a la forma de operar de las distintas organizaciones criminales y la de sus líderes; y, en ese aspecto, en compartir información con las autoridades mexicanas, y en la colaboración con ellas, está la clave.

Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario