Loading...

“Los Pochos”, el brazo armado del Cártel de Sinaloa en Guatemala

Loading...
Un alcalde de Guatemala que se entregó a la DEA en diciembre pasado reveló el nexo económico que existe entre Los Pochos y el Cártel de Sinaloa, responsables de trasladar enormes cantidades de cocaína hacia Estados Unidos.

Erick Salvador Súñiga Rodríguez, mejor conocido como “El Pocho”, se entregó a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) tras un acuerdo de cooperación en el que prometió esclarecer las operaciones de recepción, compra, transporte y distribución de cocaína desde Guatemala hacia EEUU.

Antes de entregarse, Súñiga fue identificado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EEUU como líder de “Los Pochos”, una organización internacional de trasiego de cocaína con sede en Guatemala.


Se sabe que el principal recurso de “El Pocho” para hacer negocios con el cártel mexicano eran sus conexiones con altos funcionarios corruptos, quienes le dejaban pasar droga por distintos puntos de la frontera.

Según los informes, “Los Pochos” le entregaron toneladas de cocaína al Cártel de Sinaloa, quienes después se encargaron de moverla a territorio estadounidense.

De acuerdo con un documento publicado por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), “como alcalde de Ayutla desde 2008, Súñiga controlaba las actividades del narcotráfico en esta zona de frontera y utilizaba a funcionarios locales corruptos de la policía que proveían apoyo y seguridad para sus actividades ilícitas”.

Los Pochos controlan el paso de droga por el departamento de San Marcos, y también están al mando de las rutas que conectan esa zona con la frontera entre Guatemala y el estado de Chiapas en México por las costas del Océano Pacífico.

Especialmente utilizaba la ruta que va desde Ayutla (Guatemala), donde Súñiga fue alcalde, hasta Ciudad Tecún Uman en la frontera con México.

El proceso de negociación de Súñiga con la DEA duró al menos ocho meses desde abril de 2019, según un reporte de Prensa Libre. Fuentes consultadas por ese diario informaron que el político habría utilizado recursos legales para retrasar la solicitud de extradición a Estados Unidos, intentando extender la inmunidad política de la que gozaba en Guatemala.

Otros cuatro ciudadanos guatemaltecos, incluyendo a un hermano y medio hermano de Súñiga, fueron arrestados por sus vínculos con “Los Pochos”.

Guatemala y el resto de países de Centroamérica son utilizados por los cárteles internacionales que, con ayuda de capos locales, trafican cargamentos de droga y realizan blanqueo de dinero, actividades que inciden en la violencia criminal que azota a la región.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario